sábado, 21 de septiembre de 2019

LA RAYUELA EN EL TIEMPO...


Rayas de tiza en la acera
y dos trenzas en el pelo,
el sol en medio del cielo
y tus pies en la rayuela
¡Juega niña, niña juega!
                                                                               (Niña, de M. J. Muñoz)

Desde la ventana mis  ojos tocan la calle.
Aquellas pupilas aún saltan
a la rayuela en el tiempo.
Dan pasos de gigante,
saltan de Madrid a Alemania
como águila peregrina
en el viento.

Tocan el horizonte, el parque, la calle 
y la casa, donde habita el pájaro
que voló del nido.
Me recreo en ese largo instante
y agradezco profundamente a la vida
que el contacto siga vivo.

Pero, la rayuela me impulsa
a seguir saltando en el tiempo
a otras tierras y otro nido:
Veinte mil kilómetros de distancia,
que me dejan exhausta y herida,
¡Ay mi mente, retando al olvido!

Australia es el fin del mundo,
allí encuentro otro pájaro aventurero
batallando con su destino.
Cuesta arriba se me hace la rayuela,
empeñada en alargar mi infancia
y la fortaleza del latido.

Dichoso el día en que aprendí a saltar,
ahora es mi corazón el que rueda
por la geometría de la vida.
Recuerdo esa piedra de León Felipe,
que rodaba y rodaba,
alternando la tristeza y la dicha.
Podría invocar a mi estrella,
si es que es consciente
de este rodar y rodar, vencida.

Aquella niña y su inocencia, aún recorren
el camino que era huerta y río
hasta llegar a la escuela.
Hoy salto del presente al pasado,
retomando la fuerza y el ánimo,
sin dejar de jugar a la rayuela.
Y miro en perspectiva este futuro,
reto a la memoria y al olvido,
camino de esperanza y huella.

El horizonte espera con sus alas abiertas,
que siga creando y recreando la vida
en clamorosa bandada de letras.
Con la fe y la constancia de la niña,
que sigue soñando y jugando
a su entrañable rayuela.


Imagen de Google.
Madrid 21-septiembre-2019
M. Jesús Muñoz

36 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, aunque sigo centrada en mi familia, no me olvido de vosotros. Aquí os dejo un nuevo y sencillo poema, que espero os guste.
Os agradezco siempre vuestra cercanía y fidelidad.
Espero que tengáis todos un buen septiembre, primavera para unos y otoño para otros.
Mi abrazo y mi cariño siempre, amigos.
M.Jesús Muñoz

Rafael dijo...

Esa "rayuela" que nos lleva a esos tiempos juveniles en que todos la perseguíamos con nuestros juegos.
Un abrazo y feliz otoño.

Ester dijo...

Que bonita manera de hablar de tus retoños que por cierto que lejos se han ido, recuerdo cuando fuiste a Australia. Tu sigue con la familia que nosotros nos conformamos con alguna poesía de vez en cuando. Abrazos y cuídate

Kasioles dijo...

Es que en el fondo de nuestro corazón, amiga mía, seguimos siendo aquellas niñas que, sin ninguna preocupación, jugábamos saltando a la rayuela.
Y no es extraño que el pasado y el presente se fundan en un sueño, tú sigues saltando con el pensamiento al lado de aquellos que un día volaron del nido, es ley de vida, y demos gracias porque están felices y contentos con sus trabajos y familias.
Cierto es que los tuyos se han ido bien lejos, pero aún tienes la dicha de poder abrazarlos y revivir bellos momentos con ellos, hoy en día ya no hay distancias.
Si ellos leen tu poema, seguro que se sienten más cerca de ti, es precioso, les emocionará.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

Navegante dijo...

Magistral juego de metáforas entre la realidad y la disposición del alma en ese salto al pasado que, en verdad, se transforma en futuro desde el optimismo.
Un abrazo.

dijo...

Mi amiguca!!Qué ganas tenía de leerte,como a Kasioles que la veo por aquí.
EL poema es una belleza porque es tu niña la que está dentro de él.Con algo de pena,pero no dejemos que se escape de nuestro corazón
Volaron lejos,y los has abrazado,los has visto y seguro que están felices
Eso es lo que importa.Pero....imagino el tiempo que pasas pensando en ellos.Duele la distancia.
Juega ,amiguca con tus poemas a la rayuela.Es un mimo !!
Y mencionas a mi poeta preferido,León Felipe...sí,piedra como tú...
Besucos a miles por los que no te he dejado en tu ausencia
Bienvenida preciosa

Agapxis dijo...

Es muy bonito tu Gran poema, espero que todo te siga bien y que la vida te traiga todo lo que anheles.

Un saludo.

Volarela dijo...

"Cuesta arriba se me hace la rayuela,
empeñada en alargar mi infancia
y la fortaleza del latido."

Cuesta arriba... Pero esa niña de tu interior sigue y seguirá saltando, de casilla en casilla y comprendiendo que la vida es un juego con el que aprendemos.
Me encanta el poema, su decir coloquial e íntimo, su naturalidad, su franqueza.
Felicidades, amiga querida!

Juan L. Trujillo dijo...

Con el corazón, el sentimiento y la esperanza, los saltos de aquella niña pueden llegar a todas las latitudes.
Gracias por darnos tus poemas.
Besos.

Chelo dijo...

Me alegra volver a leerte.
Lo importante es la familia y disfrutar de su presencia y compañía.
Sigue con ellos.
Un abrazo.

Mª Carmen dijo...

Que bonito amiga,una manera preciosa de volver a la infancia. Viene el tiempo de la nostalgia y tener los hijos tan lejos es muy duro, lo digo por experiencia, el mío volvió de momento. Besitos queida amiga poetisa.

Margarita HP dijo...

Hola Mª Jesús, esa rayuela que me parece estar viendo ahora mismo, entre brinco y brinco.
Que forma más hermosa de recordar y rememorar. Un beso muy fuerte:D

Carmen Silza dijo...

Hola María Jesús, que gusto volver a sentirte amiga, espero que todo vaya bien.
Como siempre nos deleitas con tus letras y sentimientos, en este poema me has traido recuerdos hermosos amiga.
Te mando un fuerte abrazo con mis mejores deseos para ti.
Feliz entrada de otoño.

Tracy dijo...

Preciosa comparación con el juego de La Rayuela.
¡Bienvenida!

Fiaris dijo...

Los hijos son como las aves ,vuelan y nosotros mientras podemos vamos y venimos por esa rayuela,cariños amiga.

mariarosa dijo...


recordando la rayuela, a la que todos hemos jugado, vas pasando de tu infancia, al mundo y tu vida.
Saludos María Jesús, siempre es bueno leerte.

mariarosa

Rosana Martí dijo...

No dejemos que los juegos de antaño se vaya jamás de nuestro lado, sigamos soñando, riendo y disfrutando de la vida con las personas que nos den amor y esa paz que tanto necesitan nuestras almas. Me alegra volver a pasear por tus letras salgo tan llena de paz y armonía es lo que se respira siempre aquí.

Mil abrazo, mil cariños salidos siempre de mi alma.

LOS OJOS DE LA NIEBLA dijo...

Pasado y presente mirando al futuro, estar a la vez en todos los tiempos, tiza y suelo...
Besosss

Kasioles dijo...

Y sabes que el cariño es correspondido, de siempre he agradecido tus palabras de ánimo, apoyo y comprensión.
Te dejo un abrazo con mis mejores deseos.
kasioles

José Manuel dijo...

La familia cerca y lejos, como esa niñez que nos hace revivir los juegos. Siempre es un placer volver a leerte.

Un abrazo

Musa dijo...

Bello poema como siempre, sutil y delicado.
Me alegro de leerte amiga.
Un abrazo.

lanochedemedianoche dijo...

Es un poema en llamas, de amor, de esperanza, de tiempos felices, de hoy y siempre colmado de tu saber y la belleza de tu impronta de poeta, gracias María jesús, espero todo bien por alli.
Abrazo

Ángeles dijo...

Hola Mª Jesús, creoque has hecho del poema toda una metáfora de tu vida, una vida llena de amor, por aquellos que abandonaron el nido porque les salieron alas para volar, el amor es la medicina más importante, que es capaz de saltar a la rayuela, aunque nos duelan las rodillas y los pies.

Mi cariño como siempre amiga, ya he recuperado de nuevo mis blogs y es como si volviese a tener alas para volar dibujando en el viento, versos, palabras y sentimientos.
No dejes nunca de jugar a la rayuela. Besos

Piruja dijo...

Hola Mª Jesús, que recuerdos nos traes con la rayuela, el tiempo va y viene pero no dejemos escapar estos recuerdos ya que son un tesoro.
Que disfrutes mucho de la familia, que pases un buen día.

Besos.

Julieta dijo...

Rayuela viajera, que transportas tan dúctilmente a paisajes, que con el tiempo, has recorrido...

Un fuerte abrazo, María Jesús.

Julia dijo...

Preciosísimo poema. Desde que me vine a Cataluña (hace ya 40 años), no había vuelto a sentir la palabra "rayuela", aquí se le llama "palé" y me ha hecho mucha ilusión. Yo también hago poesía, si quieres, te invito a mi blog poético, cuyo enlace está en este blog.
Un cordial saludo

Sneyder C. dijo...

María Jesús. Los recuerdos se funden en la mente, el pensamiento vuela a esos lugares donde esta un trocito de tu corazón. Y vuelven los recuerdos de cuando solo pensabas en jugar a la rayuela para disfrutar de aquellos recuerdos que se unen junto a los de tus hijos y en la distancia se abrazan.
Cuanta belleza y sentimiento encierran tus letras querida amiga.

-Pero la rayuela te impulsa
a seguir saltando en el tiempo
a otras tierras y otro nido.

Mi felicitación por tan hermoso poema amiga.
Un fuerte y cálido abrazo

Verónica Calvo dijo...

Esa niña sigue intacta, a pesar de los saltos de la vida.

Abrazo, querida María Jesús.

CRISTINA dijo...

Hola Mª Jesús, tu poema nos hace recordar esos momento tan gratos de ese juego de ayer, que lindos recuerdos. Tus letras son ternura y sentimientos, y hermosamente tiernas.
Un cariñoso abrazo.


Rafaela dijo...

Sencillo y precioso poema.
Que bonitos recuerdos nos traen los juegos de la niñez.

Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Que evocadora entrada...cuantos recuerdos.
Como siempre querida María Jesús nos deleitas con tus poemas tan bellos.
Un fuerte abrazo y feliz otoño desde una incipiente primavera.

Conchi dijo...

Como me has recordado mi época infantil con la Rayuela, en mi pueblo se le llamaba Pico. Muy hermoso todo lo que has evocado.

Besos.

Musa dijo...

Añoranza de una infancia, recuerdos de niñez.
Preciosa entrada amiga, siempre un placer leerte.
Buen fin de semana.
Un abrazo.

Más dijo...

Los padres y madres por los hijos, siempre recorreremos todo aquello que se nos ponga por delante.

Me gusta tu homenaje a la rayuela.

Abrazos

Meulen dijo...

Bueno estimada y aquí estás de nuevo, llena de sentimientos encontrados también, porque una madre ya se , nunca acepta del todo el vuelo de los hijos y claro quizás por momentos quisiese que nunca hubieran crecido, por eso esa rayuela que quisieras seguir viendo como la juegan...y de paso también sentirse niña otra vez...
Ahora ya de otra forma se juega, es como aprender a volar también de nuevo, al acudir a esos países para abrazarse y sentirse plenos.
Y celebrar con los nuevos retoños.

Siento que estás bien y bueno me alegro mucho de eso.

Te dejo un gran abrazo.

Marina Filgueira dijo...

¡Hola, Mª Jesús!

Qué precioso repaso vas dando a la vida entre deliciosas metáforas.
Este bello poema me lleva hasta mi infancia también jugando a la rayuela.

El pensamiento sin duda sigue saltando a la rayuela y volando hacia el nido de nuestros polluelos, pues hemos de saber que todo está bien en su vida para que esté bien la nuestra.
Ellos lidian con su destino como nosotros lo hicimos, y también volamos del nido de nuestros padres.
Así es la vida mi querida amiga, es un rodar y rodar y lo bueno es seguir haciéndolo.
Ha sido muy placentero leerte, gracias por darnos tanto y tan hermoso, Poeta Grande.
Un abrazo inmenso, mi gratitud y admiración siempre, reina.

Se miy miy feliz.