viernes, 15 de marzo de 2019

CAMINA MUJER...(II)


Camina mujer...
Tus tacones de seda puntean la cara
arrugada del tiempo,
excavan la savia
y emergen ríos
en gorgeos de silencio,
que bordan estelas de plata
desde la atalaya del hombre
a la orilla de tu universo...

Habla mujer...
Tu voz horada y araña
su piedra empolvada del olvido
y despierta el sueño ancestral
del héroe, que se forjó
en sus cuentos de niño:
retorna la valentía,
la constancia y el amor,
acunados por la sabia mano
de los siglos.

Escucha mujer...
Te llama el latido de Dios
 en sus venas,
que fluye ligero 
hasta tu corazón,
marcando un sereno tic-tac..
Mientras tú te empeñas
en pintarle el cielo
 gota a gota,
pétalo a pétalo,
marcando la ruta 
de la eternidad.

Imagen de Dimitra Milán, pintora norteamericana.
Madrid 15-marzo-2019
M. Jesús Muñoz


19 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, seguimos homenajeando a la mujer en este mes de marzo. Mi poema os invita a reflexionar en su papel de compañera del hombre. Espero que os guste.
Os dejo mi gratitud y mi abrazo siempre.
M.Jesús

dijo...

EL latido de Dios está en la mujer `presente,desde que nació.También la del hombre,pero en este caso miramos a la mujer como co-creadora ,comàñera,amiga,madre esposa,amiga,hermana...´
Bello poema has creado ,con ese Amor que te caracteriza,mujer buena
Besucos

Carmen Silza dijo...

Buenos días María Jesús, nos traes un poema que late una bella creación, que impulsa a seguir latiendo, de forma incesante, ese latido de Dios lo llevamos todos, y nosotros somos quien lo activamos para seguir latiendo.
Hermoso poema, lleno de Amor y ternura como todos tus sentires.
Feliz fin de semana amiga.
Un abrazo desde mi corazón.

Ester dijo...

¡Vive mujer! y que te dejen vivir, bonitos versos que podrían ser un himno para todas nosotras. Un abrazo para el fin de semana

Volarela dijo...

Muy hermoso. Como un cántico suave de unión me ha llegado. Las imágenes metafóricas te envuelven en un devenir mágico. Dos almas complementarias e imseparables que se nutren la una de la otra. Haí está lo divino, por eso todos necesitamos ese amor.

Un gran abrazo

Pietro Brosio dijo...

Poesia molto bella e armoniosa.
Buon weekend!

Ginebra Blonde dijo...

Magnífica oda, querida amiga. Fuerza y pasión; esa que nos habita en su inconmensurable luz.

Un placer leerte.
Agradecerte también por aquí, tan hermosas palabras que me has dejado en mi post sobre la libertad 🌹

Abrazos enormes, y muy feliz finde 💙

Rosana Martí dijo...

Un latido y entrega que la mujer como ser puesto en la Tierra, sabe bien el cometido por el cual fue puesta en el camino de la vida. Un canto a la libertad y respecto que todas merecemos, en tus letras amiga, resuena bien claro entre acordes de párrafos de hacer frente a todas las adversidades. Mi abrazo y cariño mujer eres seguimos en sendero de la vida de frente en nuestra lucha diaria.

Rafael dijo...

Es un bonito detalle el de tus versos con esa invitación que dejan en ellos.
Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Bellas metáforas, para ensalzar el papel de la mujer en la vida. Que la constancia , la valentía y el amor, sigan latiendo en vuestras venas, para que el mundo sea un poco mejor.
Besos.

Alfa Fon-Amor dijo...

Maravilla de poema,abrazos y buen finde.

Magdeli Valdés dijo...

Si, entendí ese profundo sentir y misión que lleva a ser la mujer-madre y que está aún por fortuna siendo la mejor portadora de la savia de los miles de siglos
es de esperar que esa veta que se se aloja en la entraña, siga dando frutos maravillosos en el futuro...

estes muy bien.

un abrazo.

Navegante dijo...

La mujer habla, camina y escucha. Y lo hace de mucha mejor manera que nosotros los hombres. Porque tiene ese algo por suerte inexplicable que la convierte en un ser casi mágico.
Bienvenidos tus versos, que reflejan bien su destinataria.
Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Y a pesar del canto ancestral, queda tanto por hacer...
El poema es un recordatorio.
Fuerza y valor.

Abrazos, querida María Jesús.

Maria Rosa dijo...

Bello trabajo, un homenaje que exalta a la mujer. Caminar, hablar y escuchar sin olvidar nuestra femeneidad y sin olvidar quienes somos.

Mariarosa

Agapxis dijo...

Qué mejor homenaje para que siga latente todos los días, todos los mese y todos los años algo que nunca deberíamos olvidar y que mejor forma que hacerlo con poesía con una bonita poesía.

Un abrazo.

Lola dijo...

Querida amiga, mucho hace desde que no te leo de seguido, hay veces que leo y no comento estoy un poco perezosa, a la mujer que tú describes no se parece a mí…
Me gusta pensar así de la mujer en general, todo está revuelto, a la mujer se le ataca por cualquier parte, a veces es ella la que ataca, siempre hay un porque para todo aunque yo no lo entienda. Como siempre me ha gustado leerte, eres persona cálida en tus letras, eso me gusta y te leo con cariño. Un beso.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Tus versos nos llegan con alegría, y la misma emoción de tus letras que vibran, gracias María Jesús.
Abrazo

CRISTINA dijo...

María Jesús, fantástico poema. La mujer es especial y siempre lo será. Porque traemos con cada mujer toda la historia de la humanidad y todas las vidas en las que hemos generado más vida a través de nuestra luz de mujer. Somos seres de muchas vidas, desde cuando vimos la primera luz en el despertar de nuestra conciencia. Somos seres duales con un alma afín masculina, que a veces nos acompaña en algunas encarnaciones y otras en planos distintos, viajando eternamente por planetas y galaxias diferentes. Siempre creciendo, siempre evolucionando, siempre amando y buscando nuevas maneras de expresar este amor que nos motiva a trascender en todo. Al final, esas almas surgidas de un mismo molde divino, volverán a integrarse en algún tiempo y espacio. Esto implica un numero infinito de vivencias, experiencias, desatinos y grandes extravíos, alcanzando una luz que a la vez, irán compartiendo a otros, haciendo menos solitario con su viaje de retorno al Hogar. Es necesario que todas juntas hagamos de este planeta una tierra mejor, con más felicidad, sin tantos atardeceres tristes sin tantas noches vacías y lejanas del sentimiento del hogar.
Un cariñoso abrazo.