lunes, 19 de octubre de 2020

GUERRERO DE LUZ...

Las piedras te acompañan,
te abrazan, te custodian.
Irrumpes con voluntad y coraje,
olvidando tus límites.
Eres guerrero en busca de la luz,
que te toca con su espada,
te arma y te bendice.

¿Cuál es tu sueño, arbolito?
¿Dime el secreto que te mantiene erguido,
esperanzado y paciente?
¿Qué fuerza alimenta tu espíritu,
llena tu corazón y guía tu mente?

"Mi sueño es tocar la luz,
que me enamora y me atrae poderosamente.
Mi secreto es la fe, que me eleva
sobre el tiempo y las circunstancias.
La fuerza me la da la savia, que fluye
desde el universo, toca la tierra 
y corre por mis venas y estancias."

Se encendió un mar de humildad,
que extendió su claridad
en mis adentros. 
Nadé intuyendo un arrullo de voces, 
que cristalizaban
en tímidos reflejos...
La luz del arbolito
rasgó las nubes, al caer la tarde,
destapando el grito del cielo:

"¿Y tú...Sabes cuál es tu sueño,
el secreto y la fuerza que te mantiene?"

Miré una vez más aquel sencillo arbolito,
su claridad, su fé y su consistente savia,
mientras el sol se miraba en mis pupilas
y una entrañable espada de luces
tocaba  las notas del alma 
y escribía en mi corazón:

"No olvides que tú eres un guerrero del amor"



Imagen de Google.
Madrid 19-octubre-2020
M.Jesús Muñoz

miércoles, 14 de octubre de 2020

PÁJAROS DE PAPEL SIN NIDO...


 Parada al borde del mundo,
tu mente gira en remolino.
Vislumbras caras, recuerdos
y voces que voltean al ritmo de las nubes,
como pájaros de papel sin nido.

En medio de este inefable ciclón,
acunado por la "causalidad"
se columpia el destino, 
que porta en sus manos 
el pasado, el presente y el futuro
unidos en un mismo tic-tac.

Tus tiempos giran en manos del destino,
mientras se desdobla tu universo
en multiversos paralelos.
Ahí esta tu infancia, tu juventud y tu madurez
alentando un big bang de estrellas
en movimiento.

Se te escapa una lágrima, 
se posa en el regazo del misterio, 
que mueve sus hilos y arranca 
un acorde de vida.
La melodía se extiende en todos tus tiempos,
que marca, sigiloso el destino.

En medio del remolino, tu corazón sonríe
intuyendo la magia de esa estrella,
que impulsó tu palabra y tus pasos,
creando caras, recuerdos, voces
y estelas, que forman tu camino,
como pájaros de papel sin nido.


Imagen de Google.
Madrid 14-octubre-2020
M.Jesús Muñoz.

miércoles, 7 de octubre de 2020

FRENTE AL SOL...

 
De pie frente al sol
sacudo mi falda de hojas rojizas
y dejo que el viento me zarandee,
mientras veo pasar mis pensamientos
grises, navegando a la deriva.

Respiro en profundidad el lenguaje
secreto de la tarde, colores y ecos
retando al estrés infinito de las horas, 
que corren sin pupilas, sin horizonte,
sin brújula y sin frenos.

Piso la tierra que cruje y siento
la entrañable agonía de las hojas, 
últimos silencios, pétalos invisibles 
danzando en el aire y formando tiaras
de cantos y rosas.

Abro los brazos liberando miedos
y me entrego a la luz, que tintinea en mi alma,
matizando el paisaje de mi vida,
aclarando mi azul y equilibrando
el latido y la calma.

Cruza un ave emitiendo su grito,
rasga la estela del tiempo y enciende
el alba en la página borrosa, donde duerme
nuestro sueño que, sigiloso, 
oscureció el olvido.

Y la memoria vuelve perfilando vértices,
ordenando las piezas del puzzle, 
que dan sentido al dolor y la huella
y cambian la perspectiva y la lógica
que persiguió la mente.
 
Allá a lo lejos el sol emprende su rito,
prende en mi corazón la llama
y en tu alma el fuego, que sostiene
el mundo, avivando el amor
y paralizando el tiempo.



Imagen de Google.
Madrid 7-octubre-2020
M.Jesús Muñoz

viernes, 2 de octubre de 2020

PENSAMIENTOS EN DANZA...

Octubre nos regala pensamientos encarnados,
desnudos y profundos,
que danzan, se entregan y sueñan:

"Saco del armario mis mejores galas
para celebrar el último baile.
El sol, amante tierno y constante,
sigue el ritmo del viento,
baila con mis hojas, que se ríen doradas
de su pasión nostálgica
y de su juvenil aliento,
que tiñe sus caras sonrojadas.

Mi mente se olvida del tiempo,
al alba la primavera danza
en mi corazón tejiendo sueños,
que vuelan por todos los caminos
y gorjean mensajes, que prenden
 en las pupilas esperanza.

Al atardecer abre sus brazos el sol,
entona un largo "do de pecho",
que se extiende en el horizonte
como una declaración de amor,
que baila inefable en mi pecho
y besa en silencio mi mente.

Se cierra el baile al llegar la noche,
 cubro de hojas el suelo del mundo
y atento custodio los ojos del cielo,
que me cuentan en susurros
mis giros de otoño
y mi destino secreto."

Octubre se engalana de colores,
 nos invita a entregarnos
de la mano entrañable del sol,
a una danza de viento y hojas
en eterno sueño de amor.



Imagen de Google: Pensamientos otoñales.
Madrid 2-octubre-2020
M.Jesús Muñoz

jueves, 24 de septiembre de 2020

HAY UN MISTERIO QUE LATE...


"Si perdemos el sentido del misterio, la vida no es más
que una vela apagada." (A. Einstein)

 
 Hay un rumor de soles 
en los pasillos del tiempo,
que dibujan sorpresas en tu mirada
otoñal, intuyendo en silencio
la llegada de la suerte.

Hay una voz y un recuerdo,
que rompen tu soledad,
te dejan su imagen cercana,
su sempiterna amistad
y la piel divina del sentimiento.

Hay una bandada de nubes
en la ventana de tu alma,
que cruzan, anuncian lluvia
de esperanza y fortaleza para nutrir
tu dignidad y tu calma.

Hay un suspiro que escapa, 
un sueño, una oración que tímida
en la noche asciende 
y baja al llegar el alba, es pájaro
que el latido enciende.

Hay una canción que brota
de la fuente del olvido,
te abraza con su inocencia,
te rocía de ilusión
y te impulsa en el camino.

Hay un poema que surge
cuando menos te lo esperas,
te habla en silencio y abre
la puerta de tu universo,
donde sueñan tus estrellas.

Hay una vela que enciendo
en el salón de mi casa
para que alumbre tus días,
te ilumine el corazón
y la sonrisa en tu cara.

Hay un misterio que late
en tus pasos y en tus huellas,
te sigue cuando respiras,
te siente cuando te callas
y cuando duermes te espera.



Imagen de Google.
Madrid 24-septiembre-2020
M.Jesús Muñoz

viernes, 18 de septiembre de 2020

UNIVERSO ENCENDIDO...


A veces estamos ciegos y sordos,
no vemos, no oímos, ni sentimos.
El universo baja al suelo,
se enamora de una flor
y se queda dormido 
en sus pétalos.

Sus pétalos en flor nos esperan
con su magia de luna,
su tacto bordado de seda
y su silencio pintando el alma
de susurros, que alientan 
bandada de estrellas.


Estrellas que laten en la pupila,
en la piel y en la palabra.
Florecen abriendo galaxias
en la infinitud de tu mente,
mientras sueña 
y calla.

Calla mirándose en la petunia
encendida y humilde,
que grita deteniendo el tiempo,
mostrando el milagro
de luz y 
sentimiento.

Sentimiento humano y divino,
moviendo los hilos de la historia,
sobrevolando las nubes del presente
y visualizando esperanzas
en el cristal 
del horizonte.

Horizonte, que es semilla y flor,
universo de petunias encendido,
tocando la pupila y el paso
con armonía entrañable e infinita,
despertando tu memoria 
y tu latido.



Imagen de Google.
Madrid 18-9-2020
M.Jesús Muñoz

jueves, 10 de septiembre de 2020

AHÍ ESTÁS PRESENTE Y VIVO.


Ahí está tu sonrisa de pámpana
 verde y fresca,
repiqueteando en tus viñas.
¿Cómo olvidarla?
¿Cómo no sentirla cercana y viva?

Ahí están tus manos de tierra manchega
generosa y entregada,
abrazando surcos y vides.
¿Cómo no palpar su tacto cálido,
acogedor y entrañable?

Ahí está tu voz de racimo dorado,
repleto de uvas, palabras dulces
madurando sentimientos.
¿Cómo no escucharla aún
viva, renovada en el tiempo?

Ahí están tus ojos de águila atenta y astuta,
oteando el salto y el grito,
el granizo, el rayo y la tormenta.
¿Cómo no recordar tu intuición,
y tu sabia experiencia?

Ahí está tu alma de quijote paciente y soñador
sembrando caminos y horizontes,
libre, planeando en la llanura.
¿Cómo no visualizarla en bandada,
aleteando en la altura?

Ahí está tu corazón de cielo infinito y azul
regalando soles de lluvia y tiempo,
incansable humano y divino.
¿Cómo no amar tu tierra y tus viñas,
que labraron tu vocación y tu espíritu?


Imagen de Google: viñedos de Castilla la Mancha.
Madrid 10-septiembre-2020
M.Jesús Muñoz.

martes, 1 de septiembre de 2020

EL PUENTE Y LA ERMITA...


Hay un puente de piedra milenario,
que guarda las huellas de la historia
con fidelidad,
paciencia,
dignidad y gloria.
Conduce a la ermita del acantilado,
mientras te salva del abismo,
de las mareas,
de la encrucijada 
y del miedo quieto y helado.

Amas la consistencia del puente,
su grandeza, vocación y destino,
que te da fortaleza,
seguridad 
y alegría en el camino.
Miras de frente la lejana ermita,
que es el norte, la estrella y el faro
en tus ojos de niño/ña,
en tu alma libre-infinita
y en tu mente de vuelo y pájaro.

Hay un puente de piedra y una ermita
que une tus pasos y tu sentimiento
en bella oración,
que en silencio
espera y grita.
Es tu propio cuerpo, que unido a tu alma
transita el tiempo finito de vida,
sintiendo el camino,
intuyendo el misterio
y amando el abrazo del puente
y la luz de la ermita.


Imagen de Google: ermita y puente de S.Juan de Gaztelugatxe.
(País Vasco)

martes, 11 de agosto de 2020

LA CIMA DEL AMOR...


Te entregaste a la aridez del camino:
el bache, la espina, el silencio, la herida 
y el águila oteando tu destino.
Sentiste la prueba, 
el golpe, 
el dolor
y la desesperación del grito.

Perdonaste la frialdad de la vida, 

su acoso,
su crudeza y su risa 
de espejismo y calavera.

Te agarraste a la fortaleza del árbol,

a la ligereza del viento,
a la dignidad de la roca
y al gorjeo constante 
y agradecido,
que inspiraba tu canto.

Te perdonaste el miedo, 

los errores,
la tristeza,
la depresión y el llanto.

Respiraste la voz transparente del misterio,

que lleno de vida los pulmones del alma
y pintó en tu mente
el tapiz infinito
de aquel lejano sueño.

Perdonaste la prisa, 

la ceguera,
la arrogancia, 
el orgullo
y la caducidad
de las voces del tiempo.

Y sentiste que ascendías poco a poco,

sobrevolando con grandeza y humildad,
el camino, 
el bache, 
la espina, 
la herida y el dolor.
Hasta tocar lentamente, 
in crescendo,
la divina y deseada 
CIMA DEL AMOR.


Imagen: Montes Tatras, entre Eslovaquia y Polonia.

Madrid 11-agosto-2020
M.Jesús Muñoz

jueves, 6 de agosto de 2020

ESCALA LA PARED DEL TIEMPO...


Las rosas escalan la pared del tiempo,
se posan, juegan, se recrean y custodian
su latido, su alma y su secreto.

Ellas recogen el suspiro del segundo,
el minuto incierto e inacabable
y la soledad soñadora de las horas,
que se acunan en las alas 
del viento.

Se enredan las rosas en la puerta del alma,
pinchan sus espinas al olvido,
para que extienda su memoria milenaria
y renueve su inocencia, su esperanza
su palabra y su grito.

No ignores la armonía de las rosas,
ellas teclean en tus sentidos la infinitud
del universo y su belleza se mira en el espejo
de tu espíritu, abriendo en el horizonte
el vuelo de tus sueños.

Escala con ellas la pared de tu tiempo,
juega, recréate y custodia
el latido de tu alma y su secreto.

Imagen de Google.
Madrid 6-agosto-2020
M.Jesús Muñoz

miércoles, 29 de julio de 2020

LAS LUCES DEL MUNDO...


Arden las luces del mundo en mi estancia,
cubre el humo el cielo de mis sueños,
garabateando la paz milenaria
de mi entraña.

Oigo el quejido del árbol genealógico,
avivan las cicatrices del tronco,
que se extienden en suspiros
por sus viejas ramas.
Perfilan recuerdos, caras y voces,
que entonan el lenguaje secreto
de la vejez y la infancia.

Aletea el mundo en las luces de la vida,
se elevan en bandada.
Estela de humildad, 
oración del abismo
rozando la cima.

Mientras sueñan, en silencio, las horas,
mis ojos vislumbran la presencia, el latido
y el abrazo de luz, que el universo
nos envía, baja y se posa:
En el viento, en el sol, en la lluvia
y en el susurro divino
de las rosas.

Imagen de Google.
Madrid 29-julio-2020
M.Jesús Muñoz




jueves, 23 de julio de 2020

UN GRITO DE AMOR...

  

El sol borda puntillas a las olas,
que acunan la expectante curiosidad del mar.
Cierra el águila del tiempo sus alas negras,
se entrega al inminente y mágico ritual:

Angeles de luz difuminan
los últimos aletazos de las horas
lavan el rencor del segundo,
la amenaza traicionera del minuto
y el temor silencioso de las rosas.

Tu alma se eleva por encima del tiempo,
tus pupilas miden la inmensidad del mar
y tus dedos ribetean de luz el instante,
que une el pasado y el presente
alumbrando tu palabra,
tu camino
y tu verdad.

El sol se despide, abraza tu piel de tiempo
te corona de esperanza y entona un grito de amor,
que retumba en las murallas del futuro,
grabando tu nombre
y tu eternidad.



Mi gratitud por la imagen a Tracy del blog:
http://tracycorrecaminos.blogspot.com/2020/07/como-una-mujer-neanderthal.html
Madrid 23-julio-2020
M.Jesús Muñoz