viernes, 8 de enero de 2021

EL VUELO DE UN SUSPIRO...


 La nieve nos viste el año de silencios.
Pinta sorpresa en las pupilas,
revuelo de luces en el pecho
y un suspiro, que aletea en la garganta
y, libre, abraza el paisaje 
y emprende el vuelo.

Transita desiertos de soledad
y oye la voz del misterio,
sabia y profunda,
que le invita a sentir y diluirse 
en copos de olvido
y sencilla humildad.

Blanquea las calles y caminos
de la mente humana,
que se debate entre Ser o no Ser,
perdida entre la soberbia y la materia,
que le llevan al espejismo
de la nada.

Y ahí, en las calles y caminos blancos
nos derretimos en gotas
de tiempo y olvido, 
mientras soñamos este presente,
que nos impulsa a volar
y escapar en un suspiro.

Que en paz nos eleva
para mirar en perspectiva
el paisaje de silencios, 
que proyecta el tiempo
sobre la fragilidad
de este sueño de vida.


Imagen de Google: Toledo nevado.
Corral de Almaguer 8-enero-2020
M.Jesús Muñoz


viernes, 25 de diciembre de 2020

¡¡NAVIDAD ERES TÚ...!!


 La Navidad nace, cada día, en tus ojos,
recoge la luz en bandada
que revolotea en la cara del paisaje,
entonando el canto,
perfilando la sonrisa,
creando el gesto y la palabra.

En tus manos, cada día, danza la Navidad,
renueva las sábanas del tiempo,
limpia la niebla del cristal
y acaricia tus cuadros,
donde pintaste, eternizado,
el sentimiento.

La Navidad se recrea, cada día, en tu cuerpo,
respira la esperanza y el miedo,
se viste de invierno y verano
y escala tsunamis, tormentas
y pandemias, que la elevan 
a la cima del cielo.

En tus sueños, cada día, habita la Navidad,
se mira, curiosa, en tus universos, 
seleccionando galaxias, destinos
y encuentros, que impulsan la vida,
inspirando abrazos
y eternizando besos.

La Navidad late, cada día, en tu corazón,
bombeando el mundo en los ríos
entrañables de tu sangre,
que bordean abismos,enlazan
culturas y estrechan idiomas
y continentes.

En tu alma se columpia, cada día, la Navidad,
tocando tu infancia dorada y azul
y tu madurez, que grita en las calles
del tiempo, invocando el milagro
de la paz y la ilusión, porque
Navidad eres tú...!!

(Gracias Maite (Volarela) por inspirarme este poema.
http://volarela.blogspot.com.es

Imagen: Jardín botánico de Madrid iluminado
Madrid 24-12-2020
M.Jesús Muñoz

martes, 15 de diciembre de 2020

EMPINADA EN EL TIEMPO...


 Empinada en el tiempo
alcanzo la caja de cartón,
que guarda los tesoros de mi infancia.

Las figuritas del viejo belén
abren el misterio de las horas
y me traen la sonrisa 
de mi madre.
La cometa de añejo papel
liberando pájaros y rosas
susurra los cuentos 
de mi padre.
Los bordados del blanco mantel
airean canciones, risas y coplas
que duermen en el patio
y en la calle.
Mi colegio y recreo del ayer
regresa en bandada de palomas,
que pintan de luz el paisaje.
La estrella que brillaba al atardecer
retemblando en mi mundo y en mis cosas
hoy es voz cercana y entrañable.

A lo lejos he visto mi pueblo
con las figuritas del viejo belén,
cometas que volaban al cielo
aireando los bordados del balcón
y  villancicos, que nostálgicos
sonaban en aquel altavoz.

Un árbol se encendía en mi alma
con sonrisas, pájaros, cuentos
y un vuelo de palomas blancas,
que uniendo todos
los tiempos,
se erigían como una promesa
de esperanza en el viento.
En la punta, pequeña y entrañable,
la estrella y su voz
del sentimiento.


Imagen de Google
Madrid 15-diciembre-2020
M.Jesús Muñoz.

lunes, 7 de diciembre de 2020

ÁNGELES-ANCESTROS...


Se que me enciendo y me apago,
soy luz y sombra en el tiempo;
a veces alba y ocaso,
ceniza que mueve el viento.
Cuando me olvido y me callo,
se me acerca el sentimiento
despertando mi letargo.

Y me grita el universo,
conectando mis neuronas
a la red de las galaxias
en infinito misterio,
que danza en un mar de ondas,
 se abren, 
se expanden, 
se cierran.

Estáis ahí, en silencio, 
latiendo fieles, constantes,
energía en sincronía.
Luces, que caen, 
vuelan libres, 
dejan velas encriptadas, 
que mueve , ligero el viento.
Siento su llama, su impulso,
que me lleva hacia adelante,
inspiran cielo en la tierra.

Intuyo su voz, su aliento
se ilumina mi horizonte.
Mis neuronas se conectan
al baile del universo,
que bendiciendo mi frente
mantiene viva mi estrella,
la esencia y el sentimiento. 

¡Uffff, cuánto les agradezco!
Está en mi voz su cadencia,
su inspiración en mi mente,
eternizando en el tiempo
su calor y su presencia,
que moldean suerte y temple
y la paz en mi conciencia.
¡¡Son los ángeles-ancestros!!


Imagen de Google.
Madrid 7 diciembre-2020
M.Jesús Muñoz.

martes, 1 de diciembre de 2020

TU RETO EN FLOR...


 Ahí, rojo de curiosidad e inocencia,
sin tiempo, al borde del abismo y de la muerte;
retando al chorreo de salvaje cadencia,
que aclama tu osadía y clama por tu suerte.

Estás temblando en flor con latido infinito,
sabiéndote presa, capricho y catarata
de un instante o fulgor, que es lucero finito
en el pequeño cielo de esta literata.

Que te admira y se asoma a tu reflejo eterno.
Pasión que desbordas en ríos de belleza,
inspiran mi mente y la luz de mi cuaderno.

De curiosa inocencia y de humilde grandeza,
que retando en flor a la muerte y al averno,
aclama la vida mi fe y mi fortaleza. 


Imagen de Google.
Madrid 30-noviembre-2020
M.Jesús Muñoz

domingo, 22 de noviembre de 2020

ABRIRSE EN ABANICO...


 Abres en abanico tus sentidos.
Antenas en sincronía, atentas,
captan los latidos,
el encuentro
y el amor
entre el cielo y la tierra.

¿Eres nube, que se expande y dilata
exhalando suspiros?
¿O campo entregado y abierto
a la aventura y al delirio?
Quizá las dos cosas unidas, 
como mente y corazón en equilibrio.

Razonas el fenómeno e intuyes el misterio.
Ciencia y espíritu se reconocen
en esa apasionada infinitud
del universo,
que engendra la tierra
en largo y líquido beso.

Que será lago, donde se mira
tu raíz, tu tallo y tu alma
abierta en abanico,
intuyendo,
sintiendo en la entraña
y formando parte
de una sincronía perfecta:
Tierra y cielo unidos
en amor y danza.

Quiero abrir en abanico mis sentidos
y captar la clave y la magia,
la palabra y el milagro,
que unifica la nube y la montaña,
el valle y el lago,
la lluvia y el sol
que alimentan mi tierra,
mi equilibrio y mi calma.



Imagen de Google.
Madrid 22-noviembre-2020
M.Jesús Muñoz

miércoles, 18 de noviembre de 2020

TE DERRAMAS...


 Te derramas.
Tus azules laten inmensidades,
se sonrojan, prenden el misterio
en las venas que riegan
la piel de la vida.

Ese misterio es pasión que me quema,
se dilata en largo río, 
que fluye haciendo camino
entre marrones de silencio
y sierras de gris olvido.

Se derrama mi inocencia en tus azules,
se desangra en rosas, que mueren
entregadas al atardecer, 
soñando albas
de tímida esperanza.

Te derramas.
Empiezas la vida con pincel y acuarela,
difuminando sombras
y rasgando horizontes
en el regazo de mi eterna espera.

Abres el mar en el curso de mi viaje,
que de lejos me acuna 
y me impulsa a soñar, como ola
y gaviota libre, sin meta, 
ni equipaje.

Y me derramo creando inmensidades,
que prenden el misterio 
en las letras, 
alumbrando la inspiración en la mente
y en el corazón el poema.


Imagen de Google.
Madrid 18-noviembre-2020
M.Jesús Muñoz

martes, 10 de noviembre de 2020

GAVIOTA DE ASFALTO...


Aletea tu alma entre gota y gota
ansiando el vuelo,
mientras, ignorante, el cuerpo rebota,
pisa el reflejo.

El reflejo te araña, te despierta;
¿a dónde van tus pasos?
La neurona tiembla,
corres bajo el paraguas,
buscas amparo
temerosa y limitada gaviota.

Gaviota de asfalto surcando calles,
te miras en los charcos 
y no te encuentras.
Tus pupilas salpican
lluvia de sales,
que curan tu playa,
tu piel de arena.

Arena en tu cuerpo de tiempo y tierra.
Agua que empapa 
memoria y ala,
te impulsa a los confines
de tu estrella,
que pensativa espera y calla.

Calla en el regazo de tu espíritu,
que un día perdiste
entre las calles,
entre pasiones, 
teatro y circo..

Y ahora te espera en tu horizonte,
mientras el agua
te besa y cala,
para ser gaviota de cielo y mares.



Imagen de Google.
Madrid 10-noviembre-2020
M.Jesús Muñoz

jueves, 5 de noviembre de 2020

SERÁS QUIJOTE O DULCINEA...



 Quijote o Dulcinea silencian su grito.
Fieles custodian, velan 
el tiempo y la historia,
que duerme y sueña en el regazo del olvido.
Susurros, presagios 
despiertan la memoria,
que temblando aletea, pájaro sin nido.

Sin nido las ánimas en noviembre danzan
en torno a la última 
llama de la tarde;
escapan chispas, corren, te tocan y alcanzan.
El alma se enciende, 
mente y corazón arden.
El miedo aviva el fuego y ya la noche avanza.

Avanza el misterio, la gente espera y calla.
Un suspiro asciende
es deseo y oración,
que en la infinitud del cosmos su respuesta halla;
Desciende en vuelo
de paloma una canción:

"Mientras titilen las estrellas en tu cielo
y sonría el sol
en las venas de tu tierra,
serás Quijote o Dulcinea con anhelo,
sobrevolando 
la cima de tu sierra
y besando las raíces de tu suelo."

¡¡Bendito el espíritu que a la luz se aferra...!!



Imagen de Google: Mota del Cuervo (Cuenca)
Madrid 5-noviembre-2020
M.Jesús Muñoz


lunes, 26 de octubre de 2020

ENTRE LA REALIDAD Y EL SUEÑO...


 Tocando agua aleteas, patinas, sueñas
trazando el boceto de un sueño,
que zigzaguea retando a la niebla;
Blanco escalofrío, frenazo en seco.

Ahí estás frente a tu encrucijada:
¿volver atrás o cruzar el misterio?
La mente duda, el corazón te impulsa
a superar el fantasma del miedo.

¡Arriésgate, alza, abre tus alas,
sé dueño/a de tu vida y de tu tiempo!
Siente en el cuerpo ese largo suspiro,
que exhala el alma-pájaro en el viento.

Verás al alba abrazada al ocaso
engendrando el latido y el aliento,
que le dan chispa, pasión y sentido
a la inmensidad de tu sentimiento.

Arriba, corona de espuma blanca
celebrando tu coraje y tu sueño.
Adentro, feliz navega tu espíritu
y abajo tu horizonte en mar abierto.

Entre la realidad y el sueño, tú;
creando y recreando tu concierto,
rasgando el frío acorde de las olas,
que silencian las voces de tu cielo.

Elevando la esperanza y el grito
por encima de la niebla y el miedo.
Tocando en equilibrio y armonía
al ritmo de tus pulsos y tu tempo.


Imagen de Google.
Corral de Almaguer 26-octubre-2020
M.Jesús Muñoz

lunes, 19 de octubre de 2020

GUERRERO DE LUZ...

Las piedras te acompañan,
te abrazan, te custodian.
Irrumpes con voluntad y coraje,
olvidando tus límites.
Eres guerrero en busca de la luz,
que te toca con su espada,
te arma y te bendice.

¿Cuál es tu sueño, arbolito?
¿Dime el secreto que te mantiene erguido,
esperanzado y paciente?
¿Qué fuerza alimenta tu espíritu,
llena tu corazón y guía tu mente?

"Mi sueño es tocar la luz,
que me enamora y me atrae poderosamente.
Mi secreto es la fe, que me eleva
sobre el tiempo y las circunstancias.
La fuerza me la da la savia, que fluye
desde el universo, toca la tierra 
y corre por mis venas y estancias."

Se encendió un mar de humildad,
que extendió su claridad
en mis adentros. 
Nadé intuyendo un arrullo de voces, 
que cristalizaban
en tímidos reflejos...
La luz del arbolito
rasgó las nubes, al caer la tarde,
destapando el grito del cielo:

"¿Y tú...Sabes cuál es tu sueño,
el secreto y la fuerza que te mantiene?"

Miré una vez más aquel sencillo arbolito,
su claridad, su fé y su consistente savia,
mientras el sol se miraba en mis pupilas
y una entrañable espada de luces
tocaba  las notas del alma 
y escribía en mi corazón:

"No olvides que tú eres un guerrero del amor"



Imagen de Google.
Madrid 19-octubre-2020
M.Jesús Muñoz

miércoles, 14 de octubre de 2020

PÁJAROS DE PAPEL SIN NIDO...


 Parada al borde del mundo,
tu mente gira en remolino.
Vislumbras caras, recuerdos
y voces que voltean al ritmo de las nubes,
como pájaros de papel sin nido.

En medio de este inefable ciclón,
acunado por la "causalidad"
se columpia el destino, 
que porta en sus manos 
el pasado, el presente y el futuro
unidos en un mismo tic-tac.

Tus tiempos giran en manos del destino,
mientras se desdobla tu universo
en multiversos paralelos.
Ahí esta tu infancia, tu juventud y tu madurez
alentando un big bang de estrellas
en movimiento.

Se te escapa una lágrima, 
se posa en el regazo del misterio, 
que mueve sus hilos y arranca 
un acorde de vida.
La melodía se extiende en todos tus tiempos,
que marca, sigiloso el destino.

En medio del remolino, tu corazón sonríe
intuyendo la magia de esa estrella,
que impulsó tu palabra y tus pasos,
creando caras, recuerdos, voces
y estelas, que forman tu camino,
como pájaros de papel sin nido.


Imagen de Google.
Madrid 14-octubre-2020
M.Jesús Muñoz.