sábado, 23 de mayo de 2020

TEMBLOR DE AMAPOLA Y PÉTALO...

(pinchad en la imagen)

Alas de viento en hojas de cielo,
 revuelo de paisaje mítico:
Duelo de cíclopes a campo abierto,
que alumbra mayo en su viejo libro;
largo silencio en pájaro y pétalo, 
tenue temblor de
 amapola en grito.

Grito en la entraña, secos rugidos, 
alertan al hidalgo y al labriego,
arañan cenizas de triste olvido.
Abren pupilas, retando al tiempo,
marcan sus huellas en el camino:
 símbolo y letras 
de hielo y fuego.

Fuego en la mente, lluvia en el cuerpo.
Toca la tormenta tamborada,
marcan diana, dardos de cielo,
desgranan trigo al nacer el alba.
Ríos de pan, sin horno, ni beso.
Un escalofrío corre 
en la Mancha.


Mancha infinita que sufre y calla
espejo y eco del universo,
sueña tormentas, que mayo canta
con temblor de amapola y pétalo
y bajo el cielo extiende su casa
para alzar alas 
a campo abierto


Imagen:Campos de Castilla la Mancha.
Madrid 23-mayo-2020
M. Jesús Muñoz

32 comentarios:

Ginebra Blonde dijo...

Titilan tus versos en el alma… Se alza el grito de la tormenta a corazón abierto, presagiando y anhelando la calma…

Bellísimo e inspirador, querida amiga.
Un verdadero placer…

Abrazo enorme, y muy feliz finde 💙

Rafael dijo...

Campos de mayo, con muchas amapolas.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Qué imagen más bonita y que palabras más bellas, re felicito por ellas.

mariarosa dijo...

Mayo, lluvia y tus versos vistiendo de poesía la tormenta con que se viste la primavera.

mariarosa

Paula Cruz Roggero dijo...

Campos de mayo, qué bonito, y esa tormenta... Me encantó este poema amiga, enhorabuena por él.
Besos al alma y feliz domingo.

Paula Cruz Roggero dijo...

Agrego a mi anterior comentario que la imagen es muy bella... bello poema, bella imagen.

dijo...

Es tan bueno el poema que me dejaste sin palabras,amiguca.Qué belleza lo que escribes.Esos campos de amapolas tan bonitos,,como los versos de tu interior,adornan el silencio y la soledad.
Me encantaron!!LA fotografía es preciosa.Rios de pan ...Escalofrío corre en la Mancha! Pura grandeza la tuya.
Besucos preciosa

Volarela dijo...

" Grito en la entraña, secos rugidos,
alertan al hidalgo y al labriego,
arañan cenizas de triste olvido."

Un poema intenso, con toques surrealistas. Me ha dado la sensación de algo que va a estallar, de una funesta premonición que ya anuncia la primavera. También semeja una lucha que se fragua en inconsciente colectivo o en la misma naturaleza. Creo que tu profunda inspiración poética capta verdades que se nos acercan.

Un fuerte abrazo, amiga celeste :)

Ester dijo...

Una preciosidad el campo de amapolas,mi flor favorita entre todas y versos preciosos, un canto que nos deja calor en el alma. Abrazos

Francisco Espada dijo...

La misma explosión de color y fertilidad del noble campo manchego, la mism voz apasionada de una de sus hijos cantando las bondades de esa tierra abierta cuyas fronteras están en los corazones de sus hijos que la aman. Enhorabuena, María Jesús.
Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Ese es el otro mar que añoro, el de la inmensa llanura ahita de terrones, ansiosa de lluvia y que al llegar la primavera, apasionada, con olas de amapolas, le pone el contrapunto al verde de las espigas.
Besos.

Margarita HP dijo...

Que preciosidad María Jesús. Gracias por esta belleza 😘😘😘😘

CRISTINA dijo...

Mª Jesús, las amapolas siempre las he admirado, por su sencillez y su belleza. Un paseo por el campo puede ser un plan ideal para dejarnos llevar y llenarnos de belleza y armonía con todo lo que nos ofrece la primavera. Preciosos poema muy expresivo. Muchas gracias, cuídate.
Abrazos cariñosos.

Patricia K dijo...

Precioso retrato de la naturaleza, en el poema y también en la imagen.
Besos.

Julia dijo...

Preciosos los campos de amapolas, cuando los mueve el viento parecen una gran ola de fuego, flor humilde y bella donde las haya, tu poema es tan hermoso como la imagen que lo acompaña.
Un abrazo

Buscador dijo...

Escribes unos versos preciosos. Nada más entrar en tu blog me ha impactado ese campo que me recuerda la maravillosa primavera que hemos tenido y que poco hemos disfrutado. Tu poesía me lleva a esos rincones de mi tierra donde la vida está llena de sabia...Pienso en este cambio clamático y las atrocidades que nos esperan si no damos un cambio que sea radical.

Un beso amiga

Julia dijo...

Un saludo desde mi blog de poesía.

Rafaela dijo...

Precioso poema acompañado de ese campo de amapolas que esperan la tormenta.

Un abrazo.

A. dijo...

Que belleza ese manto de amapolas que alberga tus versos... Una de mis flores favoritas.
Besitos y abrazos.

Maite dijo...

¡¡¡Ohhh, Mª Jesús!!!
Así han debido estar nuestros campos manchegos en esta primavera que nos ha mantenido guardados.
¡Qué belleza, las amapolas, tan sencillas ellas y que son capaces de colorear nuestra tierra!!
¡Y qué ganas de ver la llanura, el oleaje de vides y olivares!!
Tu poema ha brillado en mis ojos y ha pellizcado mi corazón!
Muchas graciassssssssssssssssssss
Besos

Himawan Sant dijo...

Esperemos que su hermosa poesía pueda agregar a las flores más y más ganas de vivir como se muestra en la imagen.

Saludos desde Indonesia.

Carmen Silza dijo...

La naturaleza te inspira de forma muy bella amiga.
Hermoso campo de pétalos y ababoles.
Feliz tarde amiga.
Un abrazo María Jesús.

Marian dijo...

Que preciosidad Mª Jesús. Con ese campo de amapolas,
primavera hermosa que nos habla intensamente de Su Creador.

Gracias amiga, Deseo esteis bien.

Un fuerte abrazo.

Isa dijo...

Hola Mª Jesús, qué belleza de imagen y versos. Una maravilla. Precioso poema y una belleza de campo de amapolas. Gracias por compartir.
Abrazos

Luján Fraix dijo...

Hola María Jesús, siempre llenando de belleza y luz el camino, la vida.
Necesitamos tanto del arte para caminar, para sanar las heridas, para creer...
Gracias por todo lo que das siempre y por tu fidelidad, compañerismo, humildad, tantas cosas...

Te mando un abrazo fuerte y grande.
Y te agradezco que hayas pasado por ese blog nuevo que armé, como en 2009 para abrigar todos mis poemas. Hoy subí el tuyo y algunos más.

Cariños grandes.

Meulen dijo...

Me quedé ensimismada un resto...a veces quienes escribimos siempre intuimos algo, que ni se nos devela totalmente o nos invade todo y para no asustar a nuestro espíritu lo adornamos sabiamente de colores y formas...todo lo que ha de venir lo ha sembrado el hombre, de alguna manera con tanto desajuste en esta vida y para muchos todo ello quizás sirva de purificación y las tormentas ahí cobran sentido, si nos permite después de ello tejer bondades que nacen del corazón.

Besos.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

La naturaleza habla con sus tonos y aromas y ese caudal de lluvia de mayo que purifica y limpia preparando el camino para un nuevo comienzo.

Me encanta lo que me trasmites en tus imágenes y poesías, te admiro mucho.

Besos con mi cariño.

cuídate mucho querida amiga

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Bellas y elocuentes letras

Paz

Isaac

Verónica Calvo dijo...

Siempre me han gustado los campos llenos de amapolas.
Con el poema, me has hecho vivir y disfrutar de la naturaleza en primavera.
Precioso.

Abrazos, querida María Jesús.

Ninfa Azul dijo...

Que maravilla de piema mi querida MJesus, como deleitas mi alma, en tiempos dificiles cuando el universo se cierra a tu alrrededor, es confortante leerte y con ello haces que un suspiro profundo de alivio llene mi yo al leerte.
Un besazo enorme y gracias por tus poemas que relajan las angustias, del alma.

María Dorada dijo...

Has teñido tus versos de rojo amapola para lucirlos con la pasión con que brotan los campos vestidos de amapolas, y es que es tan bonito poder contemplar el paisaje de tus versos al compás de la imagen tan bella, me ha encantado.

Yo últimamente no paro de hacer fotos a las amapolas y a las margaritas, me parece un paisaje divino para enmarcar en nuestras retinas.

Todas tus entradas tienen la sinfonía de la caricia que nos endulzan los momentos, muchas gracias, mi querida amiga Mª Jesús.

Un beso enorme

Bárbara Himmel dijo...

Y todas esas amapolas sin poder disfrutarse, ellas revoloteando y nosotros en esa intrincada tarea de encarcelarnos para cuidarnos de un virus. Sin duda dejarán una mancha en La Mancha!!, besos t abrazos Ma Jesús.