domingo, 28 de junio de 2020

TU VALLE Y TU LAGO...


La vida te invita con sonrisa de valle
y canosa experiencia en su cumbre.
Lumbre aviva en tu seno, 
que exhala un suspiro de soles
uniendo el viento 
y tu talle.

Bailas pisando el tiempo, 
que deshoja leyendas en tus dedos,
voces, ecos de cima.
Anida el cielo en tus brazos,
bandada de cumbres en busca de un sueño
perdido en tu volcán 
de dicha.



Despiertas a un tic-tac de azules sin tiempo.
Espejos entrañables, cristal lejano
en la memoria dormida 
del silencio.
En tu cuerpo, agua milenaria y sabia, 
ríen, danzan las nubes, 
que escriben encuentros, caminos
batallas de vida 
y misterio.

La vida se posa en tu lago y
en tu valle, voltea y late.
Arranca de tu mente el tiempo, 
te impulsa arriba, a las pupilas
blancas, donde en las cimas, se recrean
y renacen las alas sempiternas
del espíritu.



Imagen: Schliersee, Alta Babiera, Alemania.
Corral de Almaguer 28-junio-2020
M.Jesús Muñoz

18 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, seguimos cerca de la naturaleza, descubriendo sus valles y sus lagos, sintiéndonos unidos, mimetizados con ella. Espero que os guste mi nuevo poema.
Mi gratitud y mi abrazo por vuestra lectura y comentarios.
M.Jesús

Rafael dijo...

Seguro que es un lugar encantador.
Un abrazo y feliz semana.

Volarela dijo...

Te inspira el valle y la montaña donde él mora. Se alimenta de pura belleza, así como tú de su alimento.
Qué maravilla si pudieras estar allí con tu hijo, sintiendo la pureza de aquellas cimas donde "renacen las alas sempiternas
del espíritu."
Enhorabuena por esta belleza de versos que vuelan plenos de luz.

Un gran abrazo :)

Paula Cruz Roggero dijo...

Claro que nos gusta tu nuevo poema!!! Gracias por compartir María, beso grande al alma.

Bienaventurada dijo...

Preciosas fotos y bellas letras, espero estés muy bien, un abrazo.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Ojalá algún día podamos volver a salir

Paz

Isaac

Ceciely dijo...

La montaña guarda un canto escondido en sus entrañas y tú, sabes escucharlo Ma Jesús. Sus cumbres enjoyadas de blanco son andamios entre lo finito y lo infinito. Encierran secretos milenarios, que tú, sabes descubrirlos.Tienes ese don de enlazar la vida, tiempo y naturaleza con solo mirar postales.
Me he recreado leyendo esta preciosa entrada. Muchas gracias, amiga, por compartir.
Un abrazo inmenso por tan bellos sentimientos salidos de tu alma.

Francisco Espada dijo...

Qué delicia, María Jesús, entre descriptiva y bucólica, dando cualidades humanas a la naturaleza: "sonrisa de valle / y canosa experiencia en su cumbre". Este encuentro contigo es energía para navegar los caminos líricos con la inercia de tus versos.
Un fuerte abrazo.

A. dijo...

Hola Mª Jesús!
Hoy no solo encuentro en tu poema belleza y vida en ese valle... encuentro amor en esa sonrisa perdida ante el deseo entrañable de un cuerpo en la memoria dormida del silencio que se entrega a no dejar de sentir esa danza que voltea y late... Tu encuentro con la naturaleza te impulsa a lo más alto donde te meces en su cielo!
Me resulta bellamente sensual este poema.
Te dejo mis cariños para esta nueva semana que promete ser muy calurosa.
Abrazos alados amiga

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, otro de tus poemas que invitan a encarar el mundo, desde un lugar íntimo y personal. Aportas esa mirada y se hace canto.
La segunda estrofa es un poema en sí misma.
Un placer leerte.

Abrazo.

Tracy dijo...

Con sólo leer el título, ya empiezas a disfrutar de la poesía que viene tras ella.
Es un remanso de paz.
Besos

Juan L. Trujillo dijo...

"La canosa experiencia de su cumbre", "la memoria dormida del silencio". Convenientes y bellas metáforas, que le dan profundidad y lirismo al verso de una estupenda poeta manchega.
Gracias y un beso.

Isa dijo...

Hola María Jesús. La foto preciosa y los versos muy bellos. Comparas a la naturaleza con el hombre cuando dices canosa experiencia en sus cumbres es como una persona con el pelo blanco por los años.
Me encantan esas metáforas tan sublimes que escribes a la montaña y la naturaleza.
Abrazos

Bárbara Himmel dijo...

Obviamente luego de tanto confinamiento estás aferrándose y disfrutando a la vida y la naturaleza, en buena hora M°Jesus.
Quisiera saber cómo estan tus hijos..me cuentas por mail..como se encaminó todo. Te abrazo

Julia dijo...

Contenplando esas imágenes y leyendo tus letras, se siente una transportada hacia ese lago del que hablas, donde supongo que habita el amor.
Besos

Amapola Azzul dijo...

La naturaleza te inspira bien.

Besos.

Meulen dijo...

Aquí la vida sigue sonriendo en la mirada de ese paisaje que viene desde la "canosa" vista de ka montaña y el valle en suma...y se ve que todo ese ver está un día hermoso.
Y se llena de bellos recuerdos, de lo mejor sin dudas para alentarnos...
y todo es una belleza retener todo aquello para sostenernos en este tiempo de lo que es la vida...

Un abrazo.

María Dorada dijo...

No hay como la madre naturaleza que nos inspira tanto, tan bella, tan llena de vida, tan colorida, y nuestra mirada posándose en ella a través de tu hermosa poesía.

Besos enormes y feliz domingo mi querida amiga.