miércoles, 5 de octubre de 2022

HAY UN SILENCIO...


Hay un silencio que espera y quema,
deslumbra la pupila 
del alba 
y garabatea sombras en el lecho
de la tarde;
alas que el amor elevan,
extendiendo 
el alma,
que anochece 
y arde.

Arde el odio en los sueños del hombre.
Prende la idea y se quema
el tiempo,
se apaga el tic-tac
de la luz;
bandada de misiles sin nombre
arañan la piel
y el sentimiento,
que escapa libre hacia
el azul.

Hay un silencio que abraza y besa
el dolorido corazón
del sol,
que envejece en soledad
y olvido;
hay un silencio, que acuna la tierra,
calma la herida 
y el dolor,
mientras te acompaña
y va contigo.

Contigo despierta la pupila del alba.
contigo se recuesta 
la tarde
y contigo, inefable, la noche
sueña;
Un ángel en tu cielo danza,
pinta con suavidad
el paisaje,
mientras el silencio se hace niño
y juega.



Imagen de Google.
Madrid 5-octubre-2022
M.Jesús Muñoz

32 comentarios:

Tracy dijo...

Precioso poema , aunque lo encontré un poco triste, menos mal que le has dado un final esperanzador con la imagen del silencio hecho niño y jugando.
Un abrazo fuerte

Franconetti dijo...

Muy bonitos versos. La imagen es de gran belleza, se disfruta,
Un abrazo.

Emilio Muñoz dijo...

Pienso en tu poema. Y pensar tu poema es pensar en tu alma, amiga mía. Leo, cierro los ojos e intento descifrar lo que queda en mi alma de tu alma...

El silencio como eje central del sentimiento. El silencio dando cobijo a los sentimientos.

El silencio como mensajero del tiempo, de lo eterno, de lo auténtico... El silencio como voz que habla en medio de la confusión, y que nos permite renacer como niños en el juego.

Todo el poema destaca por su hermosura, pero esos versos finales me parece que se llenan de esperanza.

Un placer leerte siempre, María Jesús

Y un enorme abrazo, querida amiga!!!

Francisco Espada dijo...

Y tras este silencio, qué difícil es no pronunciar un olé entre dientes, por no distorsionarlo todo con un cerrado aplauso.
Un abrazo.

Ester dijo...

La de cosas que nos cuenta el silencio, unas veces a gritos uy otras quedamente, pero hay que escucharlo porque no miente. Un abrazo poeta

Margarita HP dijo...

Qué hermoso es leerte Mª Jesús. Tus poemas me transmiten una inmensa paz siempre. Besos :D

Cora dijo...

Hay un silencio y que bonito lo versas
llego desde un conocido común,
me ha encantado con la sensibilidad que escribes, como fluyes como la brisa.

Un placer quedarme por aquí.

Que tengas un bonito día.

Cora

Paty Carvajal dijo...

El silencio es aquello que nos acompaña siempre y lo sentimos de distinta forma, en atención a lo que estemos viviendo. Muchas veces lo evitamos porque el silencio nos lleva a la verdad que guardamos, a veces en forma consciente y otras no. En cambio, cuando hay paz y amor en el alma, el silencio nos acompaña de linda manera especialmente si contemplamos la naturaleza. Yo hago una distinción entre lo que es un silencio absoluto de lo que es oír un dulce murmullo, es decir, el oleaje zigzagueante del mar, el silbido del viento, los pajaritos al alba, y tantos otros sonidos que son como el lenguaje de Dios en nuestras vidas. Así lo siento.

Muy bella poesía amiga, que habla con amplitud de la vida y de ese niño/a que todos cobijamos en nuestro interior. Un beso y abrazo para ti. Paty

retazosmios dijo...

Hay silencios que nos acompañan y relajan y otros silencios que asustan y vomitan, pensar en ellos producen escalofríos, la incertidumbre es lo peor que le puede pasar al ser humano.
Tus bellos versos producen paz en ciertos momentos y en otros dan mucho que reflexionar y quizás nada bueno. Ojalá todos los silencios, se hicieran niños jugando.
Preciosas letras Mª Jesús.
Un fuerte abrazo, amiga y te deseo un feliz resto de semana de buenos sueños.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

El silencio siempre dice mucho más que cuando hablamos como papagayos.
Muy bonito tu poema, M. Jesús. eres toda sensibilidad.
Besicos muchos.

Franziska dijo...

El silencio es a veces paz y otras sentimientos intensos y acallados. Parece que se encuentran y se compenetran las dos situaciones a medida que avanza por su camino del sentimiento eterno del amor que se puede esparcir sobre todo lo que nos rodea.
Todo esto dicho de un tirón y sin una coma para descansar, perdona. Ha sido un placer volver a reencontrarte en nuestro mundo poético, ya te estaba echando de menos. Un abrazo.

chema dijo...

hay silencios inquietantes, que preceden a algo malo. la intuición nos lo dice...
sin embargo, el final de tu poema es esperanzador. en las épocas complicadas también hay momentos buenos. incluso puede surgir el amor...
abrazos, mªjesús!! :*

Joaquín Galán dijo...

Sí,hay un silencio expectante que nos encoge el alma.Así es Mª Jesús. Con tu mirada de poeta has sabido plasmar la incertidumbre de estos días pero de forma poética y sensible. Y es ahí precisamente donde radica la esperanza última tan necesaria para seguir sonriendo a las bellezas de este mundo,que siguen estando ahí para quienes quieran verlas.

Un fuerte abrazo,poeta.

Airblue dijo...

La mejor compañía para pensar es el silencio; en cualquier lugar de la naturaleza, en tu sofá favorito, o en la soledad de la noche, es necesario evadirse del ruido. Cada sonido nace del silencio, vuelve a morir al silencio, y durante su permanencia está rodeado de silencio. Quizá deberíamos siempre prestar más atención al silencio que a los sonidos, prestar atención al silencio externo genera silencio interno. Silencio por fuera, serenidad por dentro.
Precioso poema.

- R y k @ r d o - dijo...

Poema encantador que me fascinou ler.
.
Cumprimentos poéticos.
.
Pensamentos e Devaneios Poéticos
.

Maite dijo...

Querida amiga, un tono melancólico percibo al leer tus versos, al final nos dejas un halo de esperanza. Agradecida.
Besos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Muchos millones de ángeles harán que al final el amor sea el vencedor

Paz

Isaac

Ingrid Zetterberg dijo...

Hay silencios que dicen mucho, estimada María Jesús. Muy lindos tus versos y metáforas. Un abrazo.

A.S. dijo...

Poco a poco, el silencio penetra en nuestras vidas, y conquista espacios cada vez más amplios, silenciando la voz de los sueños que aún tenemos en el alma, silenciando el grito de rebeldía que tantas veces necesitamos soltar. Silenciar la melodía que surge de la sonrisa, la mirada, la contemplación de un horizonte ardiente...
Las palabras de tu maravilloso poema nos alertan de este silencio que poco a poco va apagando el eco de nuestras vidas...
¡Que el alba sea radiante y resplandeciente!...

¡Muy bonito tu poema Mª Jesús! ¡Me gustó mucho!

te dejo un fuerte abrazo
y deseos de un buen fin de semana.

carlos perrotti dijo...

Hay un silencio... atronador en tus versos, Mª Jesús amiga, imposible de acallar. Perdona la inadmisible demora en venir a leerte... y aprender a transmitir para lograr comunicar, porque de eso vos sabés, a través de tus poemas (con el desencadenamiento de imagenes propio de grandes poetas) para enmarcar. Salud!!

Abarzo sin sombrero una vez más hasta allá.


A. Javier dijo...

Si algún día el silencio hablara
madre mía, sería el no va más.

Precioso poema Mª Jesús
Lindo domingo.

Verónica Calvo dijo...

Si escucháramos más ese silencio, querida María Jesús, encontraríamos todo.
Y más en estos tiempos de incertidumbre, miedo y horizonte velado.
Gran poema, amiga. Inmenso.

Abrazo enorme.

Maite -Volarela dijo...

Es precioso... M. Jesús. Hay melancolía, dolor por la guerra, dolor del sol, de la Tierra, de todos los inocentes..; pero hay algo más allá que dulcemente mantiene viva la llama interior, siempre, pase lo que pase; vive muy adentro... en calma total.
Que los ángeles te oigan.
Me has dejado muy bella sensación... Gracias una vez más por dejar tu ramillete de azahares entre tus versos.
Muchos besos!!

Franziska dijo...

He vuelto porque me quedé con ganas de volver a releer este poema. Creo que ha merecido la pena. La poesía necesita sosiego y reflexión cuando deja en nosotros una huella y éste es uno de esos temas especiales sobre los que a mi me gusta "escarbar". Siempre encuentro algo interesante. Un abrazo.

Meulen dijo...

Saludos estimadas.
que tu llamado a irnos por las cosas relevantes sea una oración fecunda por los pensamientos y sobretodo del corazón humano tan duro y orgulloso que va andando por esta tierra , dejando caer su sombra de querer más poder , sin dimensionar la miseria que se nos vendría encima, o si lo saben? y abiertas buscan la desolación?...Uno por este tiempo puede conjeturar cualquier cosa.

Pero dispongamos el corazón para lo relevante y único, la fortaleza en el amor,algo que nadie nos quitará y tal vez encontrar en ese niño o niña que llevamos dentro el camino de la verdadera paz.

Un abrazo.

jesus alvarez dijo...

Wow, que bonita entrada, el poema es precioso y la imagen tambien, enhorabuena, saludos y feliz semana.

Marina Filgueira dijo...

!Holaa, M. Jesús¡

Coincidimos en los sentimientos que lastiman el alma y en ensombrecer el azul del cielo con columnas de humo negro.
Tu poema es precioso, lo has plasmado con elegancia, con esa gran maestría impecable de tu pluma, que te hace Grande, Poeta. Me encanta.
Leerte siempre es placentero aunque tus letras tengan esa pocillo de melancolía, también trasmiten serenidad, esperanza calma. Gracias por tus letras, por haber nacido, por estar y por ser, como eres.
Te de mi abrazo largo colmado de paz y bien, de gratitud y de admiración.

Vivimos tiempos un tanto borrascosos, amiga mía, rezando, clamando, al cielo, por que todo se calme, porque se apaguen las armas y reine la paz y el amor en este planeta tierra, que tanto lo necesita.

Feliz otoño.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Es lindo tu poema

Paz

Isaac

Kasioles dijo...

¡Menos mal que en tu triste poema has dejado, ya al final, una ventana abierta a la esperanza!
Los silencios siempre son reveladores.
Pero hoy vengo a traerte una triste noticia, lo he sentido tanto como lo puedas sentir tú, acabo de publicar después de un largo veraneo en el pueblo y apartada de la "civilización".
Como siempre, es un placer volver a leerte.
Cariños.
kasioles

Tatiana Aguilera dijo...

Debo admitir que me gusta el silencio. Lo busco cuando los sonidos me agobian. Hay una huella maravillosa a seguir si respetamos su ritmo. Tú has sabido equilibrar su melodía y has sabido rescatar poesía.
Muy bello poema.
Besos M. Jesús

Kasioles dijo...

Muy de agradecer son tus palabras que de sobras sé te han salido del corazón.
Las dos lo conocíamos bien, fueron muchos años leyéndole y participando de sus vivencias, era transparente, buen amigo y fiel a su amor por ella.
Me consuela pensar que estará a su lado reanudando su cariño y amor.
Te dejo un fuerte abrazo.
kasioles

Nocturno Náufrago dijo...

Es notable como nos hiciste ver el silencio.
El silencio es algo que está siempre con uno, tal vez sea el mayor compañero que tenemos a lo largo de los días.
En la nostalgia o la tristeza el silencio habla, es grato comprenderlo.
Saludos.