domingo, 20 de septiembre de 2009

EL LABRADOR..


El hombre


que

siempre


mira al cielo ..



Sol, Soledad caliente,

espera paciente,


alma de gigantes


en cuerpo curtido.

Lluvia, soledad fría,


lenta agonía,


sobre rocinantes


de polvo y olvido.


.............................


Entre paja y espinas


elevas la frente,


pétalos de si-no


estudian tu destino,


alientan tu herida

y soñadora mente,


que une el horizonte


y el camino ..


.............................


Con manos curtidas


siembras y recoges


la vid y la espiga


como amor y vida..


Digno sacrificio,


que al altar ofreces


en espera paciente,


en lenta agonía.


..................................


M.J.M

47 comentarios:

Mariluz dijo...

Hermoso homenaje, M.Jesús. Yo soy de puerto de mar y conozco poco de la tierra pero echo de menos esa paciencia de los labradores esperando los frutos, las pisadas tranquilas, disfrutar de los amaneceres...

La tecnología y los avances nos han robado la esencia y nos hemos vendido al dios prisa. Vivimos al servicio de la tecnología y no a la inversa.

Me gusta cómo escribes y cómo nos implicas en tus sentimientos.
Un beso grande... feliz domingo

Arwen dijo...

Precioso versos inspirados en los amorosos trabajadores de ese campo de amor y sudor, que batallan cada dia dando lo mejor de su alma...bellos versos amiga me encanta venir a leerte estos versos llenos de esperanza, besitossss

Liliana G. dijo...

Preciosos versos M. Jesús, un homenaje necesario para ese artesano de la vida que ofrece al suelo la suya con tanto amor, dedicación y esmero...

Un beso muy grande, amiga, sigamos sembrando Letras.

Pluma Roja dijo...

precioso, como siempre amiga.

Un besito.

que tengas feliz fin de semana

Hasta pronto.

Adolfo Payés dijo...

Leerte es un lujo. es descubrir la poesía pura, la que nos llega al alma y nos despierte la conciencia ante la vida..

Un placer de corazón pasar a leerte siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas un buen inicio de semana

TriniReina dijo...

El labrador siempre unido a los azares de la naturaleza, a la atracción del campo, al vaivén de la cosecha.
Tierno y rudo a la vez.

Abrazos

Antonio dijo...

Te encontré en la casa virtual de Belkis, me gustó tu comentario y vine a visitarte para conocerte mejor, y entonces descubrí tu poesía, que me encantó.
Me autonomino seguidor tuyo para seguir lo que escribes.
Un saludo afectuoso

Maat dijo...

Hola Majecarmu.

Sol, lluvia, manos curtidas...imprescindibles en nuestras vidas y gracias a ellos disfrutamos de muchas cosas que por la rutina no valoramos. Tus sublimes versos les hacen justicia.

Un abrazo.

Maat

Mar Solana dijo...

El labrador, el hombre que siempre mira al cielo, pero con sus pies fuertemente enraizados a su tierra, por la que vela, dia y noche, como si de un hijo se tratara.

Qué maravilla que hagas un homenaje a estos hombres que son los que, desde el margen del silencio, hacen posible que el alimento solar llegue a nuestras mesas. GRACIAS.

Me recordaste un poema mío, que se llama:

"EL ÁRBOL HUMANO" (lo mismo me animo y lo publico en el blog...), te lo dejo aquí como un regalo de domingo, vísperas de San Miguel, espero que te guste:

"EL ÁRBOL HUMANO"

Mis raíces miran al cielo,
del pensar,
savia mágica del cosmos
se nutren …

Del sentir,
lágrimas indelebles del alma,
absorben su agua de vida …

De mi voluntad,
abono infinito del espíritu,
surgen sus flores
buscando su hueco
en el incansable giro
de la tierra …

(…) (…) (…)

Mi búsqueda
es el poder,
poder para silenciar
este torbellino
que inquieta mi alma .

Villalba 23-marzo-2002

Besos y abrazos dominicales ;=))

sedemiuqse dijo...

Esta siembra es preciosa
besos y amor
je

caracola dijo...

Tu poema encierra la esencia de la vida.

El preparar buena tierra para que la germinación sea idonea, la esperanza derramada en cada grano que sembramos, el anhelo de ver el pequeño brote sano y fuerte, rompiendo la tierra en un pequeño milagro de vida...

Y los ojos, mirando al cielo, esperando el tiempo propicio para que la planta que sembramos, nos ensanche el alma con el fruto esperado.

Encuentro mucha similitud en el proceso del labrador y la vida cotidiana.

El poema es precioso, como todo lo que escribes.

Pero ya sabes, yo soy de tierra adentro y tambien redescubro y añoro la existencia vital en el mar. La lucha en un oceano inmenso, para conseguir el sustento y la recompensa de la vida.

En definitiva, todo es un proceso, preciso y amoroso, que el hombre es capaz de realizar en cualquier medio que le sea propicio para hacer resurgir la vida.

Recibe mi abrazo.

KUBAN dijo...

Quien cultiva la tierra cultiva la vida en tantas formas. Gracias por venir y dejar tu huella. Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

Eres una gran poeta...has leido mis verso y ne has contestado a esos versos míos con unos tuyos bellisimos...gracias Mª Jesus somos unas romanticas y amantes de la poesía.
besos
Marina

Alma inquieta dijo...

Poemas que nos llegan al alma y nos despiertan la conciencia ante la naturaleza cultivando la vida!

Muy Bonito!

Un beso!

Josep Julián dijo...

La imagen del labrador paciente es muy evocadora porque a él le corresponde hacer todo lo necesario hasta que llegue el agua del cielo, lo único que no está en su mano. Igual nos sucede a los demás, que hacemos todo lo que está en nuestra mano pero no siempre alcanzamos a ver que se cumplan las condiciones para que el esfuerzo florezca.
Un beso.

azul dijo...

elegiste una foto preciosa para este poema, se acompañan mutuamente...la tierra ..la sal de la vida

Un beso

Sarah1606 dijo...

lindo manifiesto de amor y admiración hacia la templanza y fortaleza del labrador y su arte ... huele tu poema a esfuerzo y naturaleza, a sudor y trabajo ... a la grandeza de una raza, te felicito amiga dulce, eres grande como tu poesía y tu sentir, mis abrazos infinitos siempre, besos y bendiciones

SilviaE.D. dijo...

Hola María Jesús!
Hermosos versos con que retratas a esos obreros incansables que son aquellos que trabajan la tierra.
Maravilloso poema!
Besos!

Janeth dijo...

Necesitamos un hombre realmente; que no le tenga miedo a la lluvia; que no le tenga miedo a los ríos; que no le tenga miedo a otro hombre; que no le tenga miedo a la muerte –la muerte no existe, es simplemente un cambio, es como el nacimiento-; un hombre que pueda investigar libremente en las antiguas civilizaciones y las ciencias nuevas; que sea capaz de hacer un arte nuevo, de hacer una música nueva, que no se base en las modas, en la propaganda, sino en lo que siente dentro de su corazón.

alejandro aparicio morales dijo...

HOLA HERMANA
TE VISITO DESPUES DE UNA LARGA AUSENCIA
ESPERO ESTÈS MUY BIEN
TE DESEO LO MEJOR SIEMPRE
ME ENCANTARON TUS VERSOS
ME LOS LLEVO EN EL ALMA
LOS SIENTO EN MI SER
BESOS PARA TI.

Carmen Molins dijo...

Que bellamente expresas tus sentimientos.
besos y amor
je

sedemiuqse

Mar Solana dijo...

Mª Jesús, corazón lindo:

Me he sentido enormemente satisfecha viendo como has "parado" tu tiempo para disfrutar y sentir con la historia de Samuel, el mago. Viniendo de una gran y bellísima poeta como tú, para mí es todo un halago.

Qué preciosas tus vivencias con el blog, es cierto, la magia de la blogosfera es lago único e irrepetible que difícilmente podemos explicar si no es viviéndolo en nuestras propias almas.

Te agradezco mucho tu entrañable comentario y me alegro de que te hayas sentido, por un momento, envuelta en la magia del relato...

Igualmente me ha hecho mucha ilusión que te gustara mi poema de "El árbol humano", pues si me lo dices tú, insisto, es todo un halago. Si me envías esa imágen, entonces lo mismo si me animo a publicarlo. Me da un poco de timidez publicar poesía, porque estoy rodeada de magníficos y grandes poetas, como tú...

Espero que también estés disfrutando con el libro, ya me contarás... tranquila, no hay ninguna prisa...

¿Sabes lo que más me gusta a mí de la blogosfera? QUE UNOS Y OTROS SOMOS FUENTE DE INSPIRACIÓN PARA TODOS, y eso es, sencillamente, algo extraordinario, porque estamos construyendo un enorme edificio cibernético, donde sólo cabe el arte...

Un abrazo inmenso y mil gracias, "por tu tiempo" ;=), otra vez...

Meulen dijo...

Con manos curtinas

siembras y recoges

la vid y la espiga

como amor y vida..

Digno sacrificio,

que al altar ofreces

en espera paciente,

en lenta agonía..

Gran versar sobre aquellos que saben del milagro de Dios contenido y explotando en una semilla...el milagro de la vida...
y los hombres y mujeres bendecidos de conocer el producto vibrante de la tierra ...

Un poema que es de mi línea y que se me hace propio en este tiempo, de antes y del después...
gracias por amar a los que siembran energia y cuidan celosamente sus secretos...!

victoria dijo...

Mi querida amiga he pasado a desearte una semana llena de alegria y color como el que nos egalas cada dia tu.Con cariño Victoria..Espero que la familia esteis bien..besitos

Jesús Brel dijo...

Un bello homenaje para aliviar las manos
que siembran y cosechan la vida...
tus versos muestran los surcos y el sudor
de la tierra y el labrador.

Siempre en mi abrazo.

Angelet dijo...

Hoy he preferido no leer el poema, y espero que me perdones, pero todo lo que escribes lo siento tan profundo que me afecta demasiado, y no está el horno para bollos... Sí, hoy no he podido escribir nada, aunque tengo preparadas 3 ó cuatro entradas para escribir y publicar... Pero me han llegado regalos y, además, estoy ayudando a Victoria con el diseño de sus blogs, así que, al final, no me ha dado tiempo de ocuparme de mío... Y lo digo con todo el cariño del mundo, porque Victoria está siendo mi clavo ardierdo, mi puntal y la viga maestra que me sostiene... Asi que todo lo que le estoy haciendo, además de que sabes que me encanta eso de las manuanilades y los adornos bloggeros, lo hago con amor y cariño sincero... Y también es cierto que hoy he ido al psico, y para mí ha sido un terremoto interno, así que las peticiones de Victoria me han venido al pelo, porque, sinceramente, ni ganas de entrar al blog tenía...

Pero SIGO LUCHANDO, incluso parece que el actuar de enfermera de Antonio empieza a dar resultados... ¡Esta tarde se ha ido a la pelu! Pero sigo siendo la responsable de todo, y me recuerdo a aquel santo que tenía que cruzar el mar o un río con el mundo encima, no recuerdo cómo se llamaba, y se le subió el niño Jesús y calló de rodillas porque no podía con el peso... Y el niñito le preguntó que cómo era que no podía con él cuando estaba acarreando el mundo entero, y tampoco recuerdo la respuesta... Pero si sé que soy como ese pobre hombre que lleva a sus espaldas, casi tronchadas, un peso que casi puede conmigo, Y AÚN ASÍ, CAMINO HACIA DELANTE CADA DÍA... La verdad es que empiezo a pensar que lo que me ha dicho el psico hoy va a ser verdad: que debo sentirme orgullosa de lo que estoy haciendo en las condiciones en las que me encuentro... Porque otro en mi lugar, estoy segura que, al primer tropiezo, habría quedado tirado en el suelo aplastado por el tremendo peso que cargo... Jeje ¡Voy a donar mi cuerpo a la ciencia, porque esto es antinatural! Escuálida y con una depresión del 15, y estoy sacando mi vida, la de Antonio, la casa y las perras adelante... ¡¡¡OLE MIS CULLONS!!!

Gracias amiga, por ser y estar siempre, porque contigo la distancia se desvanece y el cariño y la amistad se hacen presentes en cualquier momento... Besos poéticos y alados...

ILUSION dijo...

Hola M.Jesús,,,bellos versos como todo lo escrito por ti!!!!
Besitos!!!!

medianoche dijo...

María Jesús, no dejo de sentirme alagada con tus bellos comentarios, doy gracias haberte conocido porque me siento muy cerca de tus sentimientos.
El poema para el labrador no podía ser más elocuente y bello, felicitaciones, gracias espero que sea una hermosa primavera, y tengas un otoño de luz y amor.

Besos

carmen dijo...

Leyendo tu poesía quería cantar aquella vieja canción preciosa al labrador...Recuerdo a mi padre cantándola y no me sale la letra, pero la siento dentro.
Cuando hablo con los labradores palpita más cerca la vida, la paciencia, el cielo, lo natural y también el temor ante la cosecha...Es así.
Labrador...

Sueños compartidos dijo...

Hay que agradecer a esas manos curtidas por el trabajo duro de sembrar la tierra, por esos rostros enrojecidos por los rayos del sol, a esas espaldas descuadradas de permanecer agachados vertiendo semillas que nos alimentan y nos dan vida.

Que tengas un otoño de mucho colorido e inspiración.

Sandra Gutiérrez Alvez dijo...

María Jesús, llegué a tu blog y me encanta!!!
hermoso poema,al labrador!!! un canto a la vida...
gracias por compartir.

te dejo un beso.

Cris dijo...

Bellos versos que trasuntan vida, la que produce todo aquel que siembra. Linda semana, cariños.

Mar Solana dijo...

Paso a dejarte mi abrazo inmenso, enorme, cálido como la lumbre en el invierno... y MILLONES DE GRACIAS, como millones de globitos de colores surcando el cielo azul de tu poesía...

¡GUAPA, GUAPA Y GUAPA!

Graciela Martin dijo...

Como siempre un bello poema,al labrador,ese hombre silencioso,que trabaja mirando la tierra,cuando el sudor inunda su cara levanta la cara al sol,Que estará pensando?,cual sera su sufrimiento...cual su alegría...vuelve a mirar a la tierra,y allí seguirá hasta que el sol languidezca dura vida,la del labrador,beoso y muchas gracias por tus palabras,para mi son de alegria inmensa.

Isabel dijo...

hermoso homenaje para un trabajador que se le curte la vida con las inclemencias del tiempo, tú también lo eres, has sembrado versos sentidos, que recogemos cada cual a nuestra manera para disfrutarlos en toda su esencia.

un beso

Alejandra dijo...

Hola Maju!!!
Con un paquete de masitas en mi mano , me acerco a tu puerta para compartir un cafe con leche o la bebida que me invites. Caliente, y reconfortante como tus palablas en mi camino.
Hoy necesito escucharte, aprender de la prudencia y de la magia de tus palabras para poder en la humildad del hacer encontrar el camino.
hoy me van los colores del otoño, porque en infitito desperfecto mi alma siempre añora lo que se ha ido.
Pero en ti esta la esperanza de lo que vendra. Todo lo que ocurrira, el dia que al fin nos encontremos para disfrutar de nuestras gemelares de alma.
Gracias amiga por estar ahi, justo donde lo necesito
Besososososo

angela dijo...

María Jesús bellísimas palabras a esas gentes que dejan sus vidas en el campo haga frío o calor... Sus manos gruesas y curtidas por el trabajo y el frío te dan las gracias por esa sensibilidad hacia ellos casi siempre muy olvidados. Como siempre María Jesús, leerte es maravilloso y acercarme a tu casa me reconforta.Un abrazo enorme.Angela

Marien dijo...

Hola MJesús,
Me ha encantado tu poesía dedicada a los hombres del campo que tan dura vida tienen. Yo también tengo escrito un relato "Mirando al cielo" que cuenta la ansiedad y la esperanza de la deseada lluvia que a veces destroza toda la cosecha de un año de trabajo. Nunca llueve a gusto de todos, y es cierto. Pero yo cuando llueve nunca me quejo, el agua es la vida para la tierra y donde yo vivo es la vida para todos. Me ha encantado la coincidencia, me recuerda a tanta gente conocida.
Muchos besos y un acierto dedicarle unos versos a estos hombres y mujeres curtidos por el sol y el frio.
Tu sensibilidad y empatía con los demás demuestran lo buena persona que eres.

Belkis dijo...

Hermosos versos María Jesús que hablan sobre el hombre que con amor y humildad siembra y recoge los frutos que con su esfuerzo y la ayuda de la divinidad le son otorgados. Un cariñoso abrazo

M. dijo...

Vivir la tierra implica sentirse parte de ella, sentirse aire que transporta la semilla, agua que la rompe y prepara para germinar, tierra esponjosa y fértil. Es difícil explicar, pero se siente que uno forma parte de los ciclos de la vida, que todo está en contínuo movimiento, que no se está sólo en este Universo. Si miras al cielo,te sientes parte del "viaje". Excelentes y plenos versos Mª Jesús, que nos inspiran tantas imágenes :) un abrazo amiga

KUBAN dijo...

Gracias otra vez por venir a casa. Un abrazo.

Laura-Sujami dijo...

Precioso poema querida. Enhorabuena!!

Recibe un abracito fuerte.

Albino dijo...

Las manos del labrador dirían todo, pero tu sabes explicarlo aun mejor con tus versos.
Hay que conocerlos de cerca, comprobar como aman el campo y alabar su duro trabajo.
Enhorabuena por tus palabras.

Albino dijo...

Supongo que tendras retencion de comentarios,l porque acabo de alabarte ese canto al labrador y no salio. Paciencia.
Cariños

Angelet dijo...

He leído el poema... Y sabiendo la historia que esconde, he vuelto a llorar, por no haberlo leído la primera vez y haberle faltado el respeto a ese labrador alegre y sereno que siempre miraba al cielo...

Pero he puesto remedio de urgencia a mi situación: me he subido la medicación pertinente y, al menos, la agonía interior ha desaparecido... No estoy para tocar las castañuelas, pero he logrado recuperar la paz interior que se me escapó este verano, y ocuparme de todas mis responsabilidades con amor y verdadera dedicación...

¡Soy así! Tengo que tocar fondo para coger fuerza y salir como un cohete hacia arriba... No es lo que yo quisiera, ni mucho menos, pero es lo que me ha tocado, y creo que es mejor que lo lleve con paciencia y serenidad, que a gritos y golpes en el pecho porque ya no puedo más... Que no puedo, es verdad, pero he vuelto a dejar mis cosas en manos de Dios, y confío infinitamente en que Él sepa ayudarme a encontrar de nuevo el camino para bandearme con mi pareja, con mi madre y con este mundo que tanto daño me hacen...

Sé que puedo, pero cuando estoy serena, y nadie me ayudó en estas semanas en las que me estaba muriendo literalmente de todo... Y he cogido el toro por los cuernos y he tomado decisiones yo que tal vez no me correspondan, pero, al menos, ¡¡¡VUELVO A TENER PAZ Y SERENIDAD!!! Y eso no lo cambio por nada, me diga el psiquiatra o San Pedro lo que me digan...

Besos amorosos, mi paciente Mª Jesús...

MAJECARMU dijo...

Os agradezco de corazón vuestros comentarios y apoyo al labrador..
Mi padre es labrador,lo he sentido y lo he vivido de cerca.. He conocido su campo,su trabajo y su fruto. He disfrutado y he sufrido con é muchas veces en el campo recogiendo la uva..El contacto con lo natural es inmenso y enriquecedor..
El sacrificio y el sentimiento van directos al cielo.. Y el cielo manda el milagro de la lluvia, que se agradece con todo el corazón..

Mi recuerdo y homenaje a todos los labradores.

Un abrazo a todos.
M.Jesús

Anouna dijo...

Hermosos versos, a una actividad que es tan beneficiosa, y laboriosa como lo es el labrar la tierra, sembrar, cuidar, protejer, alimentar, cosechar y vivir el fruto. La tierra pide su tiempo para germinar sus semillas, y pide que se le cuide con la paciencia del tiempo, que ella es atenta en sus tiempos.
Así mismo nuestra propia tierra que somos nosotros debemos tener ese cuidado de trabajar nuestras vidas, nuestros cuerpos, nuestros pensamientos, en la productividad con que fuimos diseñados, para dar frutos.
La paciencia como trabajo, el tiempo y la espera de la cosecha. Todo llega, es parte de la naturaleza y de nuestra Naturaleza.

Disculpame que no he podido venir lo seguido que quisiera, he andado con tiempos justos, pero ya voy retomando nuevamente.

Un abrazo enorme Poeta que hace que mi alma se llene de buen alimento. Tus poemas son Fruta, son pan, son agua.

Te quiero mucho, te abrazo a la distancia

Anouna