jueves, 14 de junio de 2012

ERES SOLDADO Y MONJE.


Eres soldado de mente y tierra
y eres monje de corazón
y cielo,
unidos en lucha por la vida,
negociando paz,
y sintiendo guerra,
mientras quemas la cuerda 
del tiempo,
que te impide subir a la cima.
Eres espíritu y arrastras materia.


Anuncias una tregua entre los dos
y en la noche enciendes
una hoguera,
que eleva al universo la palabra
y es equilibrio
de mente y corazón,
rasgando los sueños de una estrella,
que brillan, caen y tocan la entraña,
encienden la promesa
de una flor.


Y amaneces en un grito del alba
y te sientes corazón
y mente,
uniendo ya la tierra y el cielo
en la MAGICA HUMILDAD
DE LA PALABRA,
que eleva tus ojos y tu frente,
mirando en perspectiva el suelo,
desde las altas cimas
del alma.


Imagen de internet.
Madrid 14-junio-2012
M.Jesús Muñoz

50 comentarios:

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, María Jesús

Me encanta. Qué necesaria es la unión de cuerpo y alma, de espíritu y materia, pues es lo que somos. Y a ser conscientes de ello, podemos trabajar para avanzar en nuestro conocimiento y ayudar a los demás.

Es precioso.

Besotes.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Una hermosa consagración, de dos formas distintas que se unen para ser uno solo, para encontrar el equilibrio entre lo espiritual y lo objetivo.

Muy elocuente y enriquecedor poema, querida amiga.

Besitos y abrazos alados, en el alma.

Maritza dijo...

Retratas a un luchador (a mi modo de ver)que además vive del espíritu,con sus aciertos y caídas.Aunque algunos versos suenen contradictorios, como
"negociando paz,
declarando guerra"
creo que impera el buen espíritu, el de lucha, el que cree en el don de la palabra y el entendimiento.

Ojalá no esté muy lejos de tu intención al escribirlo.

Te envío mi abrazo grande, mis felicitaciones, y mis besos.
Una linda noche para ti!

Verónica C. dijo...

Somos espíritu dentro de una materia densa.
Somos corazón y mente, la eterna batalla entre ese soldado y ese monje.
Mucho se lucha, querida amiga, hasta que un día se empieza a entender que todo es más simple, que hay un equilibrio, una especie de puente entre ello y que cuando lo consigues no hay esos bandazos de un extremo al otro.
A unos les lleva toda la vida y a otros, afortunados, un poco menos.

La Noche Oscura del Alma pasa y deja la luz de la conciencia y la serenidad instalada... hasta la próxima batalla :)

Magnífico poema María Jesús, es enorme.

Besos

andré de ártabro dijo...

Encendiendo hogueras en la noche
buscando equilibrio entre mente y corazón.
Mitad monje y mitad soldado. Espíritu arrastrando materia..
¡Que bien te adentras en los entresijos humanos, con tus formidables versos!.
Un beso.

Isa Ramos dijo...

Hola María Jesús, muy bonito el poema.
Creo que todos o la gran mayoría de los humanos somos soldados y monjes. Soldados de día porque hemos de estar alerta para afrontar el día a día, y monjes de noche porque estamos más relajados, la paz llega con la noche, con el silencio del hogar. La noche da más para dialogar con nosotros mismos y para aliviar las conciencias y poner en orden la mente y el corazón.
La quietud de la noche es más dada a que el cuerpo, la mente y el espíritu se reconcilien.
Buenas noches, que descases.
Saludos y un abrazo enormeeeeeeee

Fruto do Espírito dijo...

Con amor para ti!

SALMO 23

EL SEÑOR ES MI PASTOR,
Esa es la relación!

Nada me falta,
Este suministro es!

Guíame en verdes pastos,
Este es el reposo!

Él me guía a arroyos de tranquilas aguas,
Esto es refrescante!

El restaura mi alma,
Esta es la curación!

GUIA PARA MÍ LOS CAMINOS DE LA JUSTICIA,
Eso es de orientación!

POR EL AMOR DE SU NOMBRE,
Esto es a propósito!

Aunque ande EL VALLE DE LA SOMBRA DE LA MUERTE,
Eso es probar!

Yo no temeré mal alguno,
Eso es protección!

Tú estás conmigo,
Eso es fidelidad!

Su memoria y tu cayado me infundirán aliento,
Esta es la disciplina!

Preparar una mesa delante de mí en presencia de mis enemigos,
Esta es la esperanza!

UNGE mi cabeza con aceite
Esa es la consagración!

Y mi copa está rebosando,
Eso es abundancia!

Ciertamente el bien y misericordia me seguirán TODOS LOS DIAS DE MI VIDA,
Esto es una bendición!

Y habitaré en la casa del Señor
Eso es seguridad!

Durante largos días,
Esta es la eternidad!

Que el Señor te bendiga y te guarde!

Em Cristo,

***Lucy***

Sua presença como seguidor, será uma honra e também uma alegria.

http://frutodoespirito9.blogspot


P.S. También puede visitar el blog de un querido hermano, los mensajes de abençoadoras! Ve y echa un vistazo a:

http://discipulodecristo7.blogspot.com

Gala dijo...

Madre mia! ya solo con la primera estrofa me pusiste la piel de gallina.
el equilibrio entre la razón y el corazón es una linea tan delgada que cuesta mucho equilibrarla.
Pero seguro que entre el fuego y el cielo se encuentra el punto medio para disfrutar el amor con la calma y la pasión que merece.

Besitos mediterráneos.

Teresa dijo...

Solo con la unión del alma y el cuerpo se consigue la supervivencia del ser. Mantener una ballata entre ellos es vivir en un eterno tormento que nos termina trastornando.

Un excelente poema querida amiga, y el final "desde las alta cimas del alma"... genial.

Besitos y que pases buena noche.

lichazul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lichazul dijo...

cuarto intento

decía que este poema refleja la paradoja de quienes sirven a las armas y tienen la creencia de Dios convincentemente

besitos y feliz viernes

María Bote dijo...

Magistral forma de expresar poéticamente, la dualidad natural del ser humano, querida MªJesús.

Magnífica entrada, amiga; mi aplauso más encendido por ella.

Muchos besos. María

Pedro Luis López Pérez dijo...

Somo Templarios en nuestro tiempo. Somos mente y tierra, corazón y cielo. Somos lo opuesto y también lo concreto.
Preciosa Poesía que es un placer para los sentidos desde las altas cimas del Alma.
Por cierto, Marek esta haciendo entradas que soy incapaz de comentar ¿Sabrías decirme como lo puedo hacer?
Un abrazo, Majecarmu. Me he parecido espléndida esta Poesía.

MariCarmen dijo...

La dualidad del ser humano, materia y espiritu,manifestado en tus bellos versos, cuerpo y alma, monje y soldado,paz y guerra.

Preciosos amiga!

Mi gratitud por su saber hacer y compartir generosamente.

Ángeles dijo...

Soldado y monje... como un caballero templario, que se debate entre su espiritualidad y el hacer la guerra.

Materia y espíritu, sombra y luz unidos en un lugar del alma...

"negociando paz,
declarando guerra,
mientras quemas la cuerda
del tiempo,"

Maravilloso poema María Jesús, donde la dualidad de un alma la presentas al desnudo en cada uno de tus versos.

Mi abrazo desde un lugar del corazón.

Rafael dijo...

Soldado y monje, una bella conjunción que vas reflejando perfectamente en tus versos.
Un abrazo en la noche.

Evanir dijo...

Carinhosamente..
Estou passando para deixar meu carinho também desejar um feliz final de semana beijos no seu coração.
Evanir....

Osvaldo Rene Alberto dijo...

María Jesús, no se que decir, este es un poema que entra en la piel, de esos que se mastican para saborearlo mejor. No se por qué, pero encuentro a Jesús en tus letras, ese espíritu que arrastraba materia llevando el equilibrio de la palabra, el que unió la tierra y el cielo desde las altas cimas del alma. Guerrero y monje, negociando la paz entre los hombres.
Me parece magistral, ojalá haya sabido interpretar tus letras.
Un beso y gracias por compartirlo.

Adriana Alba dijo...

Tus versos nos hablan de ese equilibrio tan buscado por el hombre entre espíritu y materia, que deben transitar juntos, y personalmente creo que cada vez más se está tomando conciencia de ello.Tanto el cochero como el carruaje, el monje como el soldado son indispensables en la travesía por ésta tierra y debemos cuidarlos a ambos con delicadeza y amor, para que cada uno cumpla su plan como un gran Todo.

Gracias por regalarnos palabras tan amorosas y sabias.

Un abrazo grande, grande querida M.Jesús.

SIL dijo...

Corazón de oro.
Espíritu de fuego.
E imbatible coraza.

Parece un himno epopéyico. Precioso.


Mil besos.


SIL

TriniReina dijo...

Todo hombre posee fuerza espiritual y fuerza animal. Sólo el que sabe compaginarlas se encuentra entero.
Alma y cuerpo formando el ser.

Besos

Felicidad Batista dijo...

María Jesús, tu reflexión poética trasciende hoy la profunda y solidaria relación entre el hombre y la naturaleza por esa otra también necesaria que es la armonía entre la mente y el espíritu. Entre el pensamiento, las emociones, las convicciones y principios morales.
La batalla diaria que el ser humano ha de librar de acuerdo a los valores humanos y espirituales. Sin cejar en el empeño del enriquecimiento personal, en la tolerancia, en el respeto y la solidaridad.
Toda batalla que se gane para los demás se gana para uno mismo.
Gracias, amiga, por la poesía y por proporcionarnos paz a través de las emociones que nos suscitas tus versos.
Un gran abrazo

Ian Welden dijo...

Simplemente precioso, María Jesús. Me faltan palabras para elogiarte.
"La mágica humildad de las palabras", aquí está la increible fuerza de tu poema.
Felicitaciones.

Abrazos desde una Copenhague escribiendo palabras de humildad en los muros,

Ian.

José Manuel dijo...

Preciosa conjunción del cuerpo y el espíritu, en unos versos donde la humildad de las palabras consagran el alma y la materia.
Feliz fin de semana

Besos

M.Flores dijo...

Querida Maje de vuelta a Granada me encuentro con este mágico y hondo poema.
Todos somos un poco espíritu y lucha, "monje y soldado" como tu bien dices. La espiritualidad es un sentimiento adherido al ser humano. Es lo que más nos salva de tantísima herida en el corazón.
Todo tu poema es una nueva amanecida al sentimiento del amor, a la esperanza y al renacer del alma.
Besos y buen fin de semana.

Magda dijo...

Muy bonito, me encanta, es necesaria la unión mente alma tierra, somos un poco de todo.
Un abrazo.

Alejandro dijo...

.


...un poema místico de profundas consonancias espirituales... induce a sabias reflexiones para armonizar mente y corazón!!!

Feliz finde MJ... Cuídate, un abrazo grande

Belén R. dijo...

La dualidad entre cuerpo y mente,la diferencia entre el reflejo del espejo y el original, la unión entre la razón y el sentimiento... es esa fusión la que hace a los seres humanos únicos y distintos entre sí.
Mi reconocimiento por tus palabras.
Feliz fin de semana, amiga.
Un beso.

Sony dijo...

hola maria jesus,y asi somos los humanos,todos llevamos dentro ese soldado guerrero,luchador,incansable nato,pero despues de largas batallas renace gracias a dios dentro nuestro ese monje que nos devuelve la tranquilidad,la paz que tanto anciamos.
una excelente manera de definirnos mi querida amiga,un precioso y sabio poema.

te dejo besitos de colores y te deseo un hermoso fin de semana!!!!!

MarianGardi dijo...

Poema místico querida amiga.
Dicen que lo que se lleva en el corazón se leva en la boca, en este caso en los versos.
Querida amiga yo también me sumo a este tipo de poesía que surge del alma como un manantial.
Un cálido y amoroso abrazo

Carmen dijo...

La parte espiritual a la que estamos indiscutiblemente unidos nos hace elevar los ojos desde las altas cimas del alma y ser lo que haga falta cuando sea preciso: soldado o monje.
Un saludo

Janeth dijo...

Una ves mas nuestras entradas confluyen gratamente Maria Jesus amiga mia, amando la Verdad, la buscaremos más allá de nuestros miedos e intereses, no la negaremos, podremos mirarla cara a cara, como el valiente guerrero mira la muerte, sin escapar de ella....al contrario enfrentándola con Valor, avanzando hacia Ella.

Lapislazuli dijo...

Union de cuerpo y alma en soldado y monje, mistico y hermoso poema
Un abrazo

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sí, todos podemos ser las dos caras de la moneda e integrar los dos aspectos de la dualidad en nuestro interior. Por eso, somos capaces de encoantrar el significado o la vivencia que más se aviene a nuestro corazón

caracola dijo...

¡De que forma tan bella has plasmado el camino del hombre, que se debate entre tierra y cielo, entre espíritu y materia!

Es difícil, a veces, mantener el equilibrio erguido en esta cuerda de funambulista, donde sólo se avanza si mente y cuerpo, no se oponen contrapesos excesivamente opuestos, que nos hagan caer al vacío en un traspiés.

Eres única, llegando a la misma esencia del sentimiento humano con tus versos.

Te dejo mi abrazo grande.

lichazul dijo...

FELIZ FIN DE SEMANA M°JESUS!!!
abrazo grande grande

muchas gracias por tus huellas

Portal De Mis Desvelos dijo...

Hermosas letras, Como siempre da gusto visitarte, Gracias, Muchas Bendiciones amiga!!

Prudencio Hernández Jr. dijo...

En el alma se conjuga todo..y mil batallas de amor unen a la vida con el espíritu..
Cada verso tuyo es un canto al amor ..que une y jamas se desunan los buenos sentimientos..
Un abrazo desde el sur

Meulen dijo...

Pienso que es muy verdadero lo que señalas
una autentica mirada a lo que ha de ser
lo que realmente debemos ser como seres humanos
tan importante en estos tiempos...
algo que ha olvidado el ser humano
pero que siempre esta la posibilidad de retomar
y que bueno que existan seres como tu que nos lo recuerden
cual es nuestra verdadera mision en esta vida...

un gran abrazo amiga!

Campanilla dijo...

Siempre te recordarán por lo que escribes, es imposible no hacerlo. Besos alados, querida Majecarmu y feliz domingo.

Ian Welden dijo...

La unidad del cuerpo y del alma es la base de nuestra civilización. Sin esa unidad seríamos salvajes.
Pero cuando pienso en las guerras institucionalizadas fe falla la comprensión.
Ese dilema lo planteas muy biem, Mariá Jesús demostrando que además de ser una poeta genial eres también una filosofá de armas tomar.

Un beso desde copenhague que buscar desesperada su alma perdida,

Ian.

Rosa.E dijo...

Sencillamente hermoso, M Jesús; me encanta ese halo de sabiduría que llevan tus letras.
Buen domingo, un gran abrazo

Carmen Silza dijo...

Me encanta ese monje y guerrero a la vez y enamorado, ufff! que misterioso y romántico..Me sorprenden siempre tus letras María Jesus, eres una gran poeta...beso de luz amiga..

Mos dijo...

Así somos y en eso estamos, Mari Carmen.

No lo has podido decir mejor.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

María dijo...

Hola, querida amiga María Jesús:

Somos duales, personas contradictorias, como lo puede ser la vida y la muerte, el espíritu y el cuerpo, la lucha y la paz, la calma y la furia, el día y la noche... treguas que caminan a nuestro lado y de nuestra mano, me encanta cómo lo has transmitido maravillosamente en tu poema con tus mágicos versos.

Un beso enorme, y feliz comienzo de semana, amiga mía.

Mercedes Ridocci dijo...

De este poema me gusta mucho cómo aúnas el espíritu y la materia quedando fundidos en un ser humano completo ("soldado y monje")

Un abrazo.
Mercedes.

Beatriz Salas dijo...

Ainssss, qué alegría sentirte!
"La mágica humildad de la palabra"... me quedo con esta frase para usarla en mi día a día.
Un placer, como siempre, visitarte y sentirte.
Un mega abrazo agradecido.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, amiga....pues a mí me ha traído el recuerdo de un trozo de la película "La última tentación de Cristo".
En el huerto de los olivos, se debate entre seguir el mandato divino o pasar,sintiendo la debilidad humana por un momento.
El poema bien puede ser un canto a ese Cristo humano-divino.
Es lo que tiene la poesía...cada cual puede verla a su modo. Un beso grandote. Escríbeme un poquito...yo estoy preparando los poemas de un libro que queremos editar pronto.

Alicia María Abatilli dijo...

Al menos queda la posibilidad de la tregua, el descansar por un instante del devenir, entre la materia y el espíritu, la lucha.

Fran dijo...

Mente y corazón unidos. Y con la ayuda de Dios estaremos dispuestos para seguir adelnte.

Ahora me doy cuenta de que publiqué este comentario en el blog de Marian y era para esta entrada. Cómo están las cabezas....