martes, 29 de marzo de 2016

CIEGOS...


Ciegos, pegados al asfalto,
a lomos del tiempo,
sorteando sombras y vendavales...
Corremos, vamos y venimos
retando a la muerte y al miedo,
que tintinea en los cristales...
No vemos la luz que nos llama,
nos da su aliento
y nos mira en el paisaje...


Ciegos, aferrados a la materia,
esclavos del trabajo,
de la vianda y la moneda...
Jugamos a vivir y a tener,
ignorando el ser y el espíritu,
que enjaulado, la libertad anhela...
No oímos la luz que nos grita,
 y garabatea en el cielo:
¡¡ Hombre despierta...!!


Ciegos, egoístas y limitados
en nuestra muralla
que nos tapa el horizonte...
Acallamos la palabra,
 al amigo ignoramos
y al vecino de enfrente...
No sentimos la luz que arde
y nos golpea el corazón
paso a paso cada tarde...


Ciegos, dormidos e indiferentes,
apegados a la rutina y costumbre,
que nos detiene e inmoviliza...
Nos olvidamos del alma,
que ansía crecer con la belleza,
el sentimiento y la vida...
No descubrimos en la luz:
la retina, la voz, el abrazo
y la esencia divina... 

Ciegos, no vemos, no oímos,
no sentimos, ni descubrimos la luz,
que es camino, meta
y destino...


Imágenes del camino de Corral a Madrid.
Mas propuestas en el blog de Síndel:
Madrid 29-marzo-2016
M.Jesús Muñoz

51 comentarios:

Rosana Marti dijo...

Mi querida amiga, así es...la gente que no puede ver la luz de su interior, no siente un palpitar del corazón, un arrullo natural que mece el río, así es...amiga. Existe esas personas que solo saben ver lo material, la mundicia, y los intereses creados, en fin que ellos se lo pierden aunque yo sufra prefiero sentir con el alma y ver las cosas que surgen del interior. Una acertada reflexión que queda para la comprensión de unos y para otros pues nada, tan ciegos como siempre.

Te dejo un fuerte abrazo lleno de mi cariño y amistad, pasa una linda semana.

Omar enletrasarte dijo...

en fin, abro bien mis ojos para ver al dolido, y soy movimiento para dar la mano que haga falta
pero tienes razón, estamos rodeados de ciegos por intereses
saludos

Rosana Marti dijo...

Amiga mía, no tienes que darme las gracias, siempre es un placer para mi leerte, pues tus letras me trasmiten cosas bellas, esas cosas que son tan necesarias hoy en día para alimentar el alma. Espero que te repongas pronto. Y siempre voy a estar a tu lado hasta que te canses de mi, porque mi amistad y aprecio son sinceros, es que soy así de natural no puedo ser de otra manera.

Te mando un tierno y cálido abrazo, cuídate mucho.

Marina Fligueira dijo...

¡Ay, Mª Jesús!!!

¡Nunca mejor dicho! Ciego va rodando el mundo, miramos pero no vemos, escuchamos pero ni oímos. Y no es que me cuente. ¡Tampoco soy una santa lo confieso! Mas creo qué en ese saco no quepo.
Pero si comprendo cuanto ciego y cuanto sordo hay por el Planeta Tierra.

Y luego están esos otros ciegos, sin un mínimo reflejo de humanidad que silencian vidas sin ningún remordimiento en nombre de su Dios que es mismo Dios de todos. Mejor me paro aquí, que tal ceguera me enferma.
Bueno, pues solo decirte que este exquisito poema y melancólico a la vez,merece matricula de honor, reina de la poesía, es una pasada su contenido; y desborda belleza por las cuatro esquinas, no me quedan plabras o no sé expresarlas.

Ha sido un inmenso placer pasearme como de costumbre por tus preciosas letras.

Te dejo un fuerte abrazo, mi inmensa gratitud y mi admiración siempre.

Se muy muy feliz.

Andres Lopez dijo...

Con almas como la que en ti yace, se limarían LAS MÁS CRUELES ASPEREZAS. con los destellos de tu luz los corazones palpitan con el Amor que en ti mora.
Besos querida amiga
André

Milena dijo...

Qué razón tienes, querida M. Jesús, andamos bien ciegos...
Aunque aquí, en tu poesía, siempre encuentro un haz de luz.
Mil gracias por compartir tu mirada espiritual, siempre lúcida.
Un abrazo grande

Ester dijo...

Que pena no encontrar solución posible para devolver la vista a quien no quiere ver, si se atrevieran a leerte quien sabe si recuperarían la mirada, esa que incluso puede hablar. Un aplauso y un abrazo

Sindel Avefénix dijo...

Y así estamos, ciegos, yendo por la vida sin mirar más allá de nosotros mismos. Excelente y duro poema, que deja pensando, que ayuda a despertar y a comprender que hay un mundo bello al que poder mirar.
Un abrazo enorme.

Tracy dijo...

Es verdad la humanidad está ciega.

Rafael dijo...

Así caminamos muchas veces por la vida, ciegos...
Un abrazo.

**kadannek** dijo...

El hombre no escucha ni al mundo ni a sí mismo. Evita las preguntas fundamentales porque teme la sublimidad de sus respuestas. Omite la cercanía con su fuero interno, se escuda tras excusas banales, tras roles impuestos, tras caretas sociales. Una tristeza, en verdad.

Maite S.R dijo...

"No sentimos la luz que arde
y nos golpea el corazón
paso a paso cada tarde..."
Estos versos me han llegado al corazón, son bellísimos.

Es así. El hombre camina ciego, completamente alejado muchas veces de su alma y mentalmente dormido, distraído, drogado con falsas ilusiones... y a merced de otros que saben cómo aprovechar su largo sueño.
Un poema que sacude. Muy bueno.

Miles de besos

Francisco Espada dijo...

Una ceguera selectiva que sólo nos permite ver aquello que previamente deseamos ver, sin dejarnos abordar por la sorpresa inmensa y cambiante que la propia naturaleza nos ofrece cada día y a cada paso. Toda una hermosura de lírica delicadeza.

Besos.

Marinel dijo...

Cuánta razón en tus versos...estamos obnubilados por desarrollar una indiferencia e inhumanidad que nos hiere...
Cuándo seremos capaces de dejar paso a la luz?
Un gran abrazo, poeta.

CRISTINA dijo...

La fuerza del Amor es la única fuerza del poder del Ser, y todos disponemos de los medio necesarios dentro de nosotros, para conectar con esa fuerza divina para evolucionar, y para que los ciegos puedan ver..La unión hace la fuerza y la fuerza es el poder del plan del Creador. Tan solo debemos abrir las puertas del corazón y cuando lo hagamos, iluminará en nosotros el Amor, alejando para siempre la oscuridad profana que marchita las esperanzas sin condición, haciéndonos sentir víctimas, de la orfandad humana.
Mª Jesús, muy hermoso y emotivo! Gracias amiga por compartir tu belleza interior, en esta bella letras. Un inmenso abrazo.


CRISTINA dijo...

Gracias a ti! Es que es una pena que con todas las cosas que están pasando en el mundo, y todavía cueste quitarse la venda de los ojos, y salir de nuestra zona de confort. Nadie dijo que era fácil, pero todo tiene su recompensa. La vida no es más que un sueño, y si creamos la vida con amor, el sueño se convierte en una obra de arte, por eso todos los que duermen en el sueño de la ilusión, viven totalmente en un universo sensorial y su estado de ser es la ignorancia.
Mª Jesús, un inmenso abrazo!

Marta M. dijo...

Hola: son unos versos muy cercanos a larealidad que vive mucha gente que sólo valora lo material. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y Educación que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog

Yessy kan dijo...

Estamos ciegos perceptualmente en el mundo en que vivimos, y lo vemos solo como una herramienta para subsistir, olvidándonos de lo primordial, el amor al planeta y sus habitantes. Un hermoso poema muy introspectivo.
Un beso y que tengas un bello fin de semana.

Ilesin dijo...

Estamos caminando por la vida cada vez más ciegos de lo que realmente esta pasando a nuestro alrededor, pero lo peor es que los organismos que deberían de hacer algo todavía están más ciegos ante la dura realidad.
Besos

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Y es que no todo lo que es realmente importante entra a traves de la vista. Realmente no somos conscientes de las cosas que dejamos de sentir y percibir cuando la que esta ciega es el alma. Precioso poema que lleva a reflexionar, besos.

Maria Rosa dijo...


Ciegos o tal vez, no tan ciegos, nos hacemos los distraidos. Ver y analizar significa pensar y eso a veces lo esquivamos. Sabio tu poema María Jesús, nos hace reflexionar.

Un abrazo.

mariarosa

Magdeli Valdés dijo...

si profundo sentir...

al menos a mi me pasa que a veces estoy demás absorta entre papeles

pero igual me da el desespero cuando miro por mi ventana y veo nacer el sol...
escribí sobre eso en un pasado poema:
"Y he estado ahí y estoy...
ha sido un desespero ...una larga ansiedad cada día despertada
no sabes cuantas veces he querido salir volando por esta ventana
y encontrarte más allá de todas estas madrugadas..."

es el llamado de la existencia , del infinito...

Adriana Alba dijo...

Tus versos tienen tanta vigencia...corremos como burros detras de la zanahoria sin ver a nuestro alrededor, pero lo peor es que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
No valorar las pequeñas grandes cosas de la vida.
Te dejo un inmenso abrazo querida María Jesús y buena semana.

Pablo Paf dijo...

No cabe la duda que hay una ceguera espiritual. Estamos vivos y sentimos, pero, ¿qué sentimos? Es la rutina. La luz, el camino, todo se vuelve rutinario, si visión, sin nada.

Saludos.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y sin embargo, la luz está y estará siempre allí, esperando que recordemos que nosotros todos también somos luz...

Paz y Luz

Isaac

sabores compartidos dijo...

Ciertamente hay mucha gente que mira pero nove, se colocan las orejeras como los burros y lo unnico que les interesa es mirar adelante y a su propio interes sin importarles el resto lo más minimo. Es una pena pero así esta el mundo.
Me gustan las fotos están muy guapas yo tengo algunas parecidas.
Cuidate mucho besotessssssssssss

Carmen Silza dijo...

Ese miedo que tintinea en los cristales del alma...no tenemos más remedio que a veces hacernos los ciegos, y no por cobardía, si no por necesidad, para seguir el camino.
Que disfrutes del jueves querida amiga poeta.
Un abrazo grande María Jesús.

María Socorro Luis dijo...


Solo el amor podría cambiar nuestro egoismo, indiferencia e inhumanidad. Solo el amor, esa luz que no vemos, porque solo miramos lo que llamamos "nuestro".

Gran poema. Cariños

Verónica Calvo dijo...

Ciegos y sordos, querida María Jesús.
Todos pasamos momentos de ceguera.

Tu poema nos espeta una gran verdad.
Felicidades.

Abrazos

Kasioles dijo...

¡Cuánta verdad se desprende de tu bello y real poema!
Aún teniendo capacidad para ver, pasamos de largo y no vemos lo más importante de nuestra existencia.
La ambición y el poder, domina nuestra mente, hay que correr, no parar, hasta conseguir las anheladas metas.
Da pena pensar que no queda tiempo para la reflexión, para ahondar en nuestro interior y valorar otras muchas cosas que nada tienen que ver con lo material.
Gracias por sacar a la luz esos importantes valores que se suelen olvidar por el camino de la vida.
Cariños en el corazón.
Kasioles

* dijo...

Mira, Maje. Hoy no te comento el poema sino que me he entretenido en mirar la parte derecha de tu blog y ha sido por ver a tu amiga María porque me recuerda a una señora a la que tengo mucho afecto.
Y de paso, he conocido un poquito más de ti.

Y ¿sabes? Me gustan los valores, eso que parece se están perdiendo.

Un beso muy grande y un fuerte abrazo.

Alma Baires dijo...

Mª Jesús tus letras hoy me llegan, tocan lo más profundo... cuántas cosas dejamos pasar, o no vemos, por perseguir otras tantas tan banales como superfluas...
Sos sinónimo de poesía, de sentir, de profundidad.
Felicitaciones por este poema maravilloso.

Un besote.

Piruja dijo...

Hola Mª Jesùs, hoy en día es lo que hace el ser humano, vivir si se puede decir eso solo para conseguir cosas materiales, creyendo que con eso van a conseguir la felicidad, y como bien dices, estamos ciegos por no ver que con cosas sencillas y no siendo tan egoístas se puede ser feliz, las imágenes son preciosas:)
Espero que vayas mejorando poquito a poco y estés mucho mejor, cuidate mucho querida amiga:)

Besos.

Pluma Roja dijo...

Comparto el comentario de Adriana Alba, "ciego es el que no quiere ver" y muchas veces la impotencia nos ciega.

Un gran mensaje querida Ma. Jesús.

Saludos cariñosos.

Alfa Fon-Amor dijo...

Y así vamos por el mundo amiga querida,abrazos miles.

Isa dijo...

Hola María Jesús. Unos versos que dicen verdades. Sólo vemos aquellos que queremos y no nos compromete. No miramos hacia dentro, hacia nuestro interior para poder ver como somos realmente. Miramos lo superficial y nos acomodamos en ello.
Bellos versos al igual las imágenes.
Saludos y abrazos enormesssssss

María Bote dijo...

Ya lo dice el refrán, querida MªJesús: "no hay más ciego que el que no quiere ver"

Hermoso poema el tuyo y digno de reflexionarlo, amiga. El mundo está ciego, con la malsana ceguera de los intereses. ¡Dios nos abra los ojos a la luz de la misericordia!

Feliz abril y un abrazo grande. María

censurasigloXXI dijo...

Es por eso que dicen que solamente usamos una milésima parte de nuestro cerebro, estamos muy ocupados en ser egoistas y mirarnos el ombligo, amiga mía.

Muy real esa ceguera.

Un beso primaveral, ahí donde vives debe estar todo brotando.

Lola dijo...

Hola amiga, vamos con las prisas de no sé que, ni miramos ni tenemos tiempo de nada, la luz nos envuelve pero ni somos consciente de ello, que nos trae a ser solamente una imagen de tan poco vernos ya ni nos reconocemos, mientras la vida pasa sin compartirla, no tenemos… tiempo. Lindas letras primaverales. Feliz fin de semana. Un beso.

Musa dijo...

Nos volvemos opacos, sin luz, ciegos por conveniencia.
Buen fin de semana.
Un abrazo
Finita

Loli Salvador dijo...

Así es, amiga, valores universales en decadencia y cientos de películas de amor de las que poco hemos aprendido a amar y amarnos. Si nos diéramos cuenta de que no estamos en el mundo de manera accidental sino esencial....comenzaríamos por conseguir nuestra paz interior y después ofrecer lo mejor de nosotros.
Hasta de lo negativo de un poema, sabes iluminar el sendero para la mejora, se palpa lo que no te gusta y todo en lo que crees, por eso al estar cerca de ti transmites tanta bondad.
Un beso grande y feliz domingo

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Mª Jesús!!!

Juraría que dejé aquí un segundo comentario...
Me extraña algo, que no haya una nueva entrada, pero bueno también se necesita un descanso de vez en cuando.

Te dejo mi cálido abrazo, mi gratitud siempre y te deseo disfrutes mucho de un feliz domingo. Por Galicia lluvioso.

ReltiH dijo...

UN PLANTEAMIENTO CERTÍSIMO, MAS QUE REFLEXIVO.
ABRAZOS

Marian dijo...

Un aplauso mereces !!!
Así es como está la sociedad hoy. Así es como vivimos...
Que no es vivir, es correr, estresados, deshumanizados
enfermos.Vamos mal Mª Jesús.
Oremos, y reflexionemos.
Te felicito buena amiga.
¡Feliz día de la Divina Misericordia. !
Un abrazo muy fuerte.

Mari dijo...

:))) María Jesús, encantada con tu visita...;)))

Añado, tan ciega está la humanidad que ya ha cauterizado su corazón ante los semejantes que sufren y ante los niños que son 'eliminados' en el vientre materno. Me da que tan ciega, que llega a justificar esas monstruosidades al amparo de leyes inhumanas...¡¡Que saquen sus hoces y sus martillos de nuestros ovarios!!
B7s

Magdeli Valdés dijo...

Saludos estimada
que todo sea bueno y creativo en tu sentir

la fuerza de lo hermoso convoca cada día.

bs.

Ángeles dijo...

Maravillosa tu alma Mª Jesús que te inspiran estas palabras de luz, que muchas veces ciegos no queremos o no podemos ver... si las personas pensasemos así, el mundo sería un oasis de paz, pero parece que hemos olvidado muchos valores en un abismo de telarañas.

Solo nos queda la gran esperanza, de que la luz es más fuerte que las tinieblas y la luz vencerá algún día.
En esta esperanza te envio un gran abrazo de luz. ¿Estás mejor? ¡cuídate, te quiero amiga!
Ángeles

SIL dijo...


No vemos la luz que nos llama... recién la distinguimos cuando la muerte nos acecha, tarde a veces.


Mil besos.

Sneyder C. dijo...

Y seguimos estando ciegos,indiferentes…Mientras la vida nos hace esclavos del trabajo impidiendo veamos como la humanidad se desmorona sin prestarle atención a los sentimientos, al amor que vive en cada uno de nosotros, esa luz que anida en el corazón ojalá algún día se expanda para ser fuente de vida…
Me alegra saludarte María Jesús.
Mis mejores deseos por tu pronta recuperación.

Un inmenso y cálido abrazo Poeta

Carmen Estany dijo...

Hola Mª Jesús;entro por primera vez en tu blog y me han impresionado tus palabras.La ceguera interior es una enfermedad difícil de curar; requiere el reconocimiento de este mal para ponerle remedio.La sociedad no ayuda, ya que los valores que imperan son materialistas y egoístas. Los que, gracias a Dios, vemos otra dimensión, hemos de rezar mucho para que se vaya expandiendo la luz de la verdad.
Recibe un fuerte abrazo y todo mi cariño
Carmen

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La ceguera conduce siempte al inmovolidmo.
Abramos los ojos.

Un Abrazp.