lunes, 9 de mayo de 2016

ROZANDO EL CIELO...




Apoyada en el silencio
 rasgo el violín del tiempo
y escalo el tronco de las horas.
Elevo la perspectiva y rama a rama
me acerco a la copa,
donde me espera el pájaro del alba.
Su canto rompe el silencio
y siento que estoy 
rozando el cielo...

Apoyada en el dolor
descubro la fuerza y el temple
de las alas del espíritu,
que ensayan el desapego
y el placer de la libertad.
Segundo a segundo
me elevan sobre el dolor
y siento que estoy
 rozando el cielo...

Apoyada en la esperanza
conquisto los límites del tiempo
y vislumbro el horizonte,
que abre su ventana a la infinitud...
Donde prende la estrella,
que ilumina mis noches,
besa mi esperanza
y siento que estoy
 rozando el cielo...

Apoyada en el amor
rompo las barreras del miedo
y camino desde el silencio,
el dolor y la esperanza
hacia la energía inefable,
que prodiga la figura de un ángel.
Su luz bendice la naturaleza
y siento que estoy 
rozando el cielo...


Imagen de Google.
Madrid 9-mayo-2016
M.Jesús Muñoz

46 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, regreso poco a poco con vosotros...
Voy superando las circunstancias, que requerían atención física y espiritual...La vida sigue adelante y el tiempo va curando y poniendo todo en su lugar.
Os agradezco mucho vuestros mensajes de apoyo...
No os olvido y sigo cerca de todos. Pasaré por vuestros blogs en cuanto pueda.Mientras os dejo mi abrazo y mi cariño...Cuidaros mucho y sed felices, amigos.
M.Jesús

Marina Fligueira dijo...

¡Bienvenida,reina!

Bienvenida a este tu rincón florecido y colmado de bendiciones. Apoyada en ese violín mágico del tiempo qué hace que toques los corazones de quienes te leemos.

Son una versos preciosos y colmados de metáforas qué, suenan a una pizca de melancolía. sigo en otro momento vale! Un beso

Alfa Fon-Amor dijo...

Pues con mis mejores deseos de que vayas en superación,te dejo un gran abrazo y mucha fuerza.

Carmen Silza dijo...

María Jesús, te echaba de menos,y me he quedado casi sin habla, no sabía que que te encontrases indispuesta... pero ya veo que lo superas con Amor y con esa hermosa música del violín del tiempo. El poema está lleno de metáforas hermosas, y con un bello hilo de nostalgia, con tu sello inconfundible querida amiga.
Deseo de corazón todo lo mejor María Jesús, cuídate mucho, aquí estamos esperándote,te mando un fuerte abrazo desde mi corazón.
Feliz semana querida amiga y gran poeta.

Sony dijo...

hola maria jesus,deseo que estes mejor amiga,no se que te ha pasado pero celebro que estes mejor y como siempre disfrutar de tus bellos poemas.
yo ando poco por estos lares amiga pero no me olvido de ustedes mis amigas blogeras,entro poco,pero estoy,siempre estare para ustedes.

te dejo mi criño envuelto en un gran abrazo y te deseo que te recuperes muy pronto.

feliz semana!!!!

Rafael dijo...

"Silencio, dolor, esperanza, amor..." Cuatro pilares para apoyarse en la vida y para mirar la misma y seguir adelante.
Un abrazo.

Sindel Avefénix dijo...

Y yo siento que luego de leerte estoy rozando el cielo. Qué placer y que paz me han dado tus versos, suaves y esperanzadores, que elevan el alma.
Muchas gracias por tus letras! Un abrazo inmenso.

Sindel Avefénix dijo...

He quedado tan prendada de tus versos que olvidé decirte que espero que estés mejor en todos los sentidos de la vida, ya sea física y espiritualmente, sé que tenes la fuerza y la luz interior para superar cualquier piedra que se te ponga en el camino. Ahora sí, te mando un inmenso abrazo!

Rosana Marti dijo...

Mi querida MªJesús, cuan feliz estoy de leerte amiga, tus letras traen esperanza, después de la tormenta siempre viene la calma, así que espero de corazón que todo vuelva a su lugar y en perfectas condiciones. Te echaba de menos, tu ausencia y silencio lo noto, porque tú siempre has estado a mi lado. Te mando un fuerte abrazo con mi cariño y amistad, cuídate mucho, te mando mucha fuerza (si de algo te sirve), cualquier cosa aquí me tienes, si está en mi mano dalo por echo.

Un abrazo desde mi alma.

Francisco Espada dijo...

"Apoyada en el dolor / descubro la fuerza y el temple / de las alas del espíritu... "Apoyada en el amor / rompo las barreras del miedo / y camino desde el silencio, / el dolor y la esperanza... Creo que está todo dicho: el amor es la salvaguarda de lo físico y lo espiritual.

Celebro que haya pasado todo y que podamos volver a disfrutar plenamente en tus escritos maravillosos.

Un gran Abrazo.

Ester dijo...

Se te echaba de menos, espero que tu fortaleza espiritual te ayude a superar todos los problemas, tus versos quieren poner esperanza y yo me la creo, Te deseo que pronto estés bien y tranquila. Un abrazo grande

Isa Iss dijo...

Querida Maria Jesus. Alejada durante 3 meses de mi blog y de los blogs, no me entere de lo que te habia pasado. Espero que estes mejor..

Y es con un placer intenso que vuelvo a tu blog, rozando el cielo con tus bellas letras.
Un beso preciosa. Cuidate
Isa

SIL dijo...

Las alas de tu espíritu pueden iluminar todos los cielos, mi buena amiga.


Abrazo gigante.

Carmen Silza dijo...

Feliz martes María Jesús.
Te mando un fuerte abrazo con el corazón.
Te quiero querida amiga.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Mª Jesús!!!

Ayer dejé mi comentario empezado, no pude seguir llegó a mi puerta una visita, y luego salí a caminar, a la noche ya no puedo ponerme al ordenador.

Y como iba diciéndote, entre tus bellísimos versos se vislumbra una pizca de tristeza, pero también hay en ellos un rayo de sol que alumbra la esperanza.
En el caminar por la vida, no solo nos entramos rosas, sino que encontramos, también baches turbios, que hemos de ser capaces de afrontar de atravesar sin decaer... Con paciencia y pensando positivamente.
Y leyéndote, sé que lo haces, apoyándote en la esperanza mirando a esa ventana infinita de horizontes sin fronteras donde las estrellas prenden su luz para que sientas el roce del cielo que te da esa fortaleza, temple y, esa paz que todos necesitamos para abrazar el amor y la vida, ese bien tan hermoso tan preciado que debemos vivir con alegría, a pesar de sus contrariedades.
¡Venga reina, de la buena poesía! Adelante con el desapego, ningún apego es saludable para el alma.

Ha sido y es siempre un inmenso placer pasearme por tus preciosas letras que son como un bálsamo para el corazón.

Te dejo un fuerte abrazo y, toda mi admiración. Poeta Grande.
Se muy muy feliz.



Andres Lopez dijo...

No solo rompes las barreras del tiempo. Leyéndote parece que tú eres esencialmente paisaje, que tu eres el tiempo , destellos proyectan tus versos irradiando luz y belleza.
Gracias por regalarte en tus maravillosos verbos.
Besos
André

Marina Fligueira dijo...

Mª Jesús, creo que se cruzaron nuestros comentarios.
Quiero dejarte mi inmensa gratitud que no he puesto al comentar.

Besiños.

Yessy kan dijo...

Hola, María de Jesús.
Que hermosos versos, cargados de melancolía. Me gusta su canto, y estoy segura que con el apoyo de ese amor saldrás triunfante. Te envió buena vibra, que todo te salga bien, y que recobres tu salud prontamente. =)
Un abrazo

Maite S.R dijo...

Mi querida amiga, me emocionan tus palabras.
Es más que una preciosa poesía. Es un vuelo de paz.
No sé expresarme mejor. Una bendición... azul. Como tú.

Me alegra mucho que te eleves, con tu pájaro del alba y desde el aliento de una gran ángel que te ama tanto como cada uno de sus valles y flores.
Rozando el cielo de la belleza... me dejas :)

Mil besos desde mi corazón :)

Lola dijo...

Hoy y siempre rozas el cielo, tus letras son alas que nos hacen volar lejos, y mas de una vez a tu lado, eres luz, armonia, y siempre vida, como no volar, como no rozar las nubes, como no ser vida mas allá de donde vivimos, por eso leerte, sentirte, y considerarme tu amiga es un lujo que no quisiera perderme nunca. Te mando mi cariño amiga de tierra y como no, de cielo. Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

María Jesús, me alegro infinitamente que estés nuevamente hermoseando ésta ventana.
Hay tiempos de silencios y tiempos de vuelos, en todo caso siempre nos elevan.
Te dejo un abrazo cálido querida amiga, leerte es un remanso de paz.

Ángeles dijo...

Mª Jesús, cuanto me alegro de tu recuperación poquito a poco. Creo que este poema es de los mejore que te he leído, al menos para mí en este momento de mi vida, es la aceptación del dolor, para alcanzar la estrella de la esperanza y la luz.

Es como si la hubieses escrito para mí, en este momento de mi vida que está siendo duro también a nivel físico y espiritual y escribo menos en los blog, por este motivo.

Mi cariño siempre Mª Jesús, voy a enviarte un correo porque necesito hablar contigo. Besos de esperanzas.
Ángeles

CRISTINA dijo...

Mª Jesús, me alegra tu vuelta te echaba de menos. La soledad y el silencio con nosotros mismos, hace que nuestra alma se eleve por encima de toda circunstancia, aun cuando en ocasiones nos cuesta mucho aceptarlo y nos resistimos a ello, y nuestra mente lo califique de bueno o de malo, las imágenes, van pasando por la pantalla de nuestra consciencia, se quedan un rato y luego desaparecen. La vida es un constante desafío con nosotros mismos, y el dolor forma parte de la evolución natural de la vida. Pero no olvide que todo es una trampa del "yo individual" para mantenernos anestesiados, la clave esta en ir hacia una aceptación profunda e incondicional de la experiencia del momento presente, hacia la más profunda aceptación de lo que tu eres en esencia.
Cuídate, te dejo un grande abrazo de luz!

Ilesin dijo...

Mi querida Mª Jesús es una alegría verte de nuevo y leer la profundidad de tus letras, que esa fuerza que hay en tu interior te ayude a superar todo y encuentres la estabilidad en todos tus aspectos tanto físicos como espirituales.
Un beso y mucho animo.

Chelo dijo...

Apoyada en el amor todo se puede superar.
No sabia nada te escribo por privado . Un abrazo y ne alegro de que estes por aquí.

Isa dijo...

Hola María Jesús. Deseo que estés bien. Noto entre las lineas de tus versos, que hay algún problemilla de salud. Ánimo y a continuar viviendo. Las imágenes son preciosas al igual que lo son las metáforas de tu poema. Cuídate.
Saludos y abrazossssss

Maria Rosa dijo...


Hola María Jesús,me alegra leerte de nuevo y me alegra saber que te vas reponiendo de tus nanas. No sabía que era un problema de salud, pensé que estabas de vacaciones. Bello poema es un canto a la vida y a la esperanza.

mariarosa

Piruja dijo...

Hola Mª Jesús, me alegro muchísimo ver que has regresado de nuevo, aunque sea como tu dices poquito a poco, pero por algo se empieza y así vas animándote, espero que esto sea señal que estas mejor de lo cual me alegro mucho, yo también voy mejor, me quitaron lo de la tarde:), ya hablaremos.
Tu bello poema lo veo triste pero lo que dices es tan real como la vida misma, la vida no es un camino de rosas como ellas también están las espinas, pero como bien dices, apoyándonos en la esperanza y amor se van superando esas piedras en nuestro camino, cuidate mucho querida amiga que aquí se te quiere mucho:)

Besos.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Rozando el cielo de la mano de la tierra nos hace responsables de la maduración excelsa de la gran esfera.

Gracias.
Te invitamos a nuestro nuevo blog aparte del que ya tenemos esperando te pueda gustar.
http://salutcoriment.blogspot.com

Un Abrazo.

Poseidón dijo...


Hola María Jesús,
pues roza el cielo y todo lo que te de paz y felicidad.
Te mando mi cariño y respeto amiga.
feliz dia!
besos

karras dijo...

Ese estado de plenitud Mª Jesús.....cuantas veces perseguido y teniendole tan cerca nos permitimos el lujo de ignorar.
El ser humano es así de absurdo. Afortunadamente existen almas que saben que tienen ese aurea y no solo eso sino que nos enseñan a adquirir la nuestra. Te damos gracias por ello Mª Jesús.
Un beso grande.

Mascab dijo...

Mi querida María Jesús;
entro hoy, después de mucho tiempo sin visitar los blogs, y lo hago por tu casa para descubrir que algo ha sucedido.

Espero que sea lo que sea que haya sido, que te vayas recuperando y que por favor, recibas mi abrazo más sincero.

Besos y ánimo.

ReltiH dijo...

GRACIAS POR REGALARNOS TU ALMA.
ABRAZOS

José Manuel dijo...

no estás rozando el cielo,...lo has tocado por entero con tus hermosas palabras.

feliz día
Besos

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Hola mi hermosa Ma de Jesús.

He estado algo ausente de mi blog y los de ustedes por problemas en mi computadora y me sorprende y entristece saber que también has estado ausente por motivos más delicados que deseo de corazón esten siendo superados con bien.

En tu bello poema encuentro muy marcado el dolor y la tristeza pero también se percibe mucha fe y esperanza con la que vas rozando el cielo.

Que Dios bendig tu vida .

Besos con un gran abrazo y mi cariño.

Magdeli Valdés dijo...

Por mucho que uno piense , crea o sienta ...todo depende de uno al fin saber revertir cada situación compleja que sufre en su cuerpo (que ahí hay que acudir a la medicina y eso depende de lo que se necesite también) y lo espiritual ...eso es más profundo sin dudas...hay que buscar en uno mismo sin dudas
esa fuerza interior, esa luz que nos hace vibrar y nos conecta o somos capaces de reconectarnos con lo que somos...
pero es tarea personal el poder hacer ese paso permanente...sanador...
conociendote , se que tienes esa fuerza para sanar ...para poder volver a recuperar lo que nunca se pierde sino que siempre esta latente y presente en nuestras vidas.
Como digo al fin somos nosotros mismos capaces de encontrar otra vez el puente que nos devuelva al sitio de donde procedimos y permanecemos...el sitio fecundo del amor...

te dejo un gran abrazo.

Alejandro Alfano dijo...


Un poema que regala luz. Es un esperanzador canto en cada verso. Gracias.

Alejandro.

José Ramón dijo...

Es un placer pasar por su blog feliz fin de semana Saludos

Piruja dijo...

Hola Mª Jesús, espero que estés bien querida amiga, te deseo un buen inicio de semana, cuidate mucho vale?.

Besos.

Entre palmeras... dijo...

María de Jesús, entro muy esporadicamente a los blogs, pero espero que poco a poco vayas superando lo que pueda afectarte, mientras se conserve un rayo de esperanza, todo es posible.

Abrazos y una linda semana.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sí, el amor nos ayuda a superar el miedo y el dolor nos da fuerza. Leerte resulta inspirador, cautivador Sabes que adoro visitarte

María Socorro Luis dijo...


Feliz de tu regreso.

Tu poema -casi místico- nos eleva de tu mano hasta también, rozar el cielo.

Abrazo muy fuerte y cuídate.

Candela Martí dijo...

Mª Jesús, mi mejores deseos de recuperación en todos los sentidos y sea lo que sea que te ha tenido apartada de tu rincón. Ciertamente, que se te encontraba en falta y no sabía el porqué. Ahora, toca reposo, vestirte de paciencia y de esperanza y volver a caminar de a poquitos.

Un poema tremendamente hermoso en su nostalgia y en su esperanza. Gracias por compartir.

Un abrazo que te abrigue el alma, poeta. MI cariño.

AMBAR dijo...

Apoyada en el silencio
rasgo el violín del tiempo.
Maravillosa expresión, cierto que el dolor a pesar de ser un tránsito triste es también reflexivo.

Apoyada en el amor
rompo las barreras del miedo
y camino desde el silencio.

En el silencio se puede escuchar el suave murmullo del amor dentro del alma.
El amor cuando es fuerte y profundo rompe todas las barreras.
Gracias por este maravilloso poema.
Una buena semana y un abrazo.
Ambar

Kasioles dijo...

Ignoro lo que te ha pasado, pero lo cierto es que se te echaba de menos.
Hoy, mientras hacía un comentario a una amiga común, te he visto y rápido he venido a visitarte.
Yo también he dejado de escribir durante unas semanas tras la pérdida de una gran amiga, pero de nuevo he vuelto con todos vosotros.
De siempre he sabido que tus letras, que son puro sentimiento, acariciaban el cielo y nos hacías sentir en paz y felices cuando leíamos tus versos.
El poema de hoy es precioso.
Sabes que siempre desearé para ti y los tuyos todo lo mejor.
Cariños en un fuerte abrazo.
kasioles

Milena dijo...

Mª Jesús, amiga, desde luego que rozas el cielo, lo encarnas diría yo, y a nosotros nos lo haces vislumbrar, lo rozamos leyendo tus poemas... Mil gracias por la luz y la fuerza que aportas, toda esta energía espiritual que tanto nos nutre. Un abrazo inmenso