martes, 24 de enero de 2017

EL RIO DE LA VIDA...


Fluye el río de la vida...
corre de la montaña al valle,
salta piedras y peñascos,
toca la tormenta y la dicha,
entrega su canto al aire
y va soltando el pasado,
libre, sin fecha, ni cita,
ni contigo, ni con nadie.
Sigue su ritmo y su paso.

Fluyes entre idea y sentimiento,
corres de la noche al alba,
saltas miedos y nostalgias,
tocas el fuego y el cielo
y liberas cuerpo y alma,
que vuelan cada mañana,
olvidando aquel lamento,
que repica la campana
en el templo de la entraña...

Hoy, frente al horizonte,
tu mirada en perspectiva,
descubre la eternidad,
que une pasado y presente
en el río de la vida...
Y sientes la inmensidad, 
que se le escapa a la mente
y que el corazón anida,
mientras fluye hacia la mar...


Imagen de Google
Madrid 24-enero-2017
M.Jesús Muñoz

32 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, gracias por vuestros entrañables comentarios...Enero pasa y la vida sigue su curso hacia adelante...Sigamos fluyendo con serenidad, aunque alguna vez nos detengamos, con nostalgia, a mirar el recuerdo...
Sed felices, amigos.
Mi abrazo y mi cariño para todos.
M.Jesús

Franziska dijo...

Infatigable, entusiasta y llenas de ganas de establecer comunicación con todo lo que la raodea, añade sus sentimientos y arde con la inspiración poética para poder expresarse, bueno, eso más o menos le diría a alguien de tí, a alguna persona que no hubiera entrado aún en contacto contigo.

Me asombras porque creo recordar que fue ayer cuando llegué hasta aquí a dejarte un comentario y llevabas pocas horas y bueno, zas, vuelves con un tema nuevo. Veo que la inspiración está contigo. Enhorabuena. Sin embargo, yo estoy tirando de textos escritos hace mucho tiempo, y, lo creas o no, comienzo a lamentarlo porque a mi lo que realmente me gusta es escribir y hacer fotos y aunque ma parece un disparate, creo que no voy a resistir por mucho tiempo mi ausencia del juego de la palabra dada. Es un dilema. Perdona que aproveche para contarte mis cosas pero es que me das una enorme confianza.

Un abrazo. Franziska

ReltiH dijo...

CONVERJO PLENAMENTE CON TUS LETRAS. VIVO EN FRENTE DE UNO.
ABRAZOS

maría del rosario Alessandrini dijo...

Un río profundo que corre veloz, a muchos les da vida, frescura y amor, a otros, arrastra hasta el último peñón. Es un rio fresco, sus aguas dan vida. Precioso mensaje querida María Jesús.
Abrazo

Sneyder C. dijo...

Hola M. Jesús. Inmensa tu inspiración donde el sentimiento fluye por ese río de la vida donde se aúnan miedos y nostalgias, sueños y anhelos para afrontar la vida al despertar cada mañana.


Un inmenso abrazo querida amiga. Poeta.
Caty

Rafael dijo...

Es bonito, y necesario, detenerse de vez en cuando y ver a ese "río de la vida" que todos llevamos dentro.
Un abrazo.

**kadannek** dijo...

Con el tiempo uno aprende que existen momentos en los que debemos dejar de poner resistencia, y dejarnos fluir con la corriente de la vida, permitir que los eventos pasen, soltar reticencias y apegos. Eso nos da la libertad de caminar con naturalidad por nuestra senda.

Muy lindo texto, un poco nostálgico a momentos, pero concienzudo y punzante. Gracias.

Rosana Marti dijo...

La vida fluye ante nosotros, somos parte de ella, somos poca cosa ante la grandeza infinita de este río que nos lleva, en algunas ocasiones como torbellinos, en otras más serenos, y como bien nos dices en tus letras hacemos un alto para el recuerdo y la nostalgia que nos aflora en cada paso donde vamos dejando huella en el camino. Mis felicitaciones amiga por tan bella y armoniosa composición un placer siempre acompañarte en tu camino por ellas. Abrazos llenos de mi cariño y amistad.

Ester dijo...

Cuantas veces hemos comparado la vida con un río, con un camino pero tu hoy lo has bordado, las musas acuden a ti en busca de inspiración. Un abrazo poeta

Lujan Fraix dijo...

La vida pasa tan rápido que no nos damos cuenta. Tenemos que detenernos un poco a disfrutar más de los momentos, de ese presente... Como siempre nos regalas tus versos llenos de sentimientos puros, de colores, de paz para el alma.

Un beso grande querida María Jesús

Maria Rosa dijo...


Fluimos como el mar que siempre cambia o como el río que nunca es el mismo. Bello poema.

mariarosa

Tracy dijo...

De todas las comparaciones que se pueden hacer en esta vida, una de la más fidedigna y acertada es la de comparar la vida con los ríos. Se pone el vello de punta..

Francisco Espada dijo...

"A la mar", que es el morir. Nos cuesta comprender la desembocadura del río de la vida, a pesar de que las vivencias nos han mostrado el camino mil veces, y es que no logramos aprender en carnes ajenas. ¡Qué bonito discurrir de este río has delineado, María Jesús!

Besos.

Ilesin dijo...

Somos ríos que navegamos en pos de una senda por la que trascurrir serenos y llenos de vida hacia un mar donde en fusión con todo llegar a ser grandes.
besos

Magdeli Valdés dijo...

Todos fluimos hacia la gran copa azul...contenedora de toda nuestra sustancia de la psiquis...lo que es fundamento y sustancia conectada a la gran red de la vida...eso son los rios...y debemos seguir nutriendolos con el ala despierta de la imaginacion..

Besos.

Poseidón dijo...

Hola M.Jesús

asi es la vida, como un rio!

Feliz dia
besos

Kasioles dijo...

Somos como una pequeña hoja que va flotando en el río de la vida.
Tropezamos y tratamos de enderezarnos, es algo innato en nosotros.
Los recuerdos son un lastre que despierta la nostalgia, aún así, seguimos caminando hasta llegar a ese valle donde encontraremos algún día la paz.
Abrazos en el corazón de mi amiga poeta.
Kasioles

María Socorro Luis dijo...

Termino el día con la tibia caricia de tus hermosos versos.

Buenas noches, poeta.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

bellisimo poema!!!

Maite S.R dijo...

Me encanta: ese dinamismo en las ideas y lo vivo del poema. Fluye realmente como un río, como un torrente alegre. Tu música interior me alegra el alma...

Siempre, por encima de todo, desde la cima de lo atemporal... se alcanza la comprensión y se reconoce lo verdadero.

Un gran abrazo :)

Verónica Calvo dijo...

Qué certero poema, querida María Jesús.
La vida es un río que fluye, incluso entre las piedras. Si pones un dique o cambias el rumbo, acabará volviendo a su natural fluir.
Bellísimo poema.

Un abrazo.

Kasioles dijo...

Tanto en prosa como en verso, tienes el don de llegar al corazón.
No he podido remediar el volver para darte las gracias por tu comentario.
Cariños en abrazos.
kasioles

Noa dijo...

Que bonitas palabras has logrado escribir, me has conmovido.

Estoy encantada de estar aquí,

Noa

Isa dijo...

Hola Maria Jesús. La vida es el camino que vamos haciendo poco a poco y llegando al final, donde el agua del río termina en el mar. Bello poema.
Abrazosssss

Lola dijo...

Texto maravilloso y cálido, siempre envuelto en recuerdos y vivencias, siempre en un recuerdo permanente, y siempre esperando de nuevo el misterio de la vida.
Te veo envuelta en la mirada de esa niña maravillosa y lejana, me gusta verte así, serena y mágica. Te mando un abrazo amiga de cielo y letras.

Milena dijo...

Qué maravilla, Mª Jesús... tu poema fluye como un río lleno de vida y pasión!
Gracias siempre por tu poesía, tu luz, tu mirada
Besos mil

FEDERINA dijo...

Sin dejar de poner empeño y voluntad, lo mejor de la vida, es dejarla fluir. Un gusto encontrarte. Saludos

Maria Eugenia Aurensanz - Canal, Médium dijo...

Hola María Jesús,

Qué belleza de poema, me ha encantado.

La vida fluye y de vez en cuando, es bueno detenerse a contemplar todo lo que hemos conseguido a lo largo de su recorrido.

Besotes.

Sony dijo...

hola maria jesus,como bien dices amiga amiga y expresas en este bello poema,hay que dejar fluir la vida hacia adelante,como el rio,porque un rio jamas retrocede,no va hacia atras,por eso es bueno imitarlo y seguir siempre para adelante.

te dejo un abrazo enorme queria amiga,buen fin de semana!!!!!!

AMBAR dijo...

Maravillosas tus letras donde mirando al horizonte afloran tantos y tan bellos sentimientos.
Fluye el río de la vida y no para, lo queramos o no, hay que seguir adelante más deprisa o despacio hasta llegar al final de la senda, muy bella imagen.

Desde mi lugar de descanso te visito, leo y agradezco, tu compañía y recuerdo.
Un abrazo.
Ambar

Yessy kan dijo...

Hola, M. Jesús
Que hermoso poema, el cual nos lleva en su río apacible, sereno a reflexionar con tu lindo mensaje.
Saluditos

CRISTINA dijo...

La vida fluye como un río, solo cuando uno deja de fluir. Las cosas se estancan, y nuestra mente se niega a fluir con la vida, los problemas se amontonan y uno deja de sentir el flujo de la vida. Y es entones cuando nos sentimos separado de nuestro yo, y dejamos de estar presentes. Gracias Mª Jesús, por este hermoso poema, te quedo genial.
Un cariñoso y cálido abrazo.