viernes, 17 de febrero de 2017

TU VALLE DEL ALMA...


Una gaviota inocente,
curiosa y aventurera,
quiso tocar el misterio
y abrió sus alas al mar
 en busca del horizonte,
de otros seres y otros mundos,
que le hablaban en silencio
e intuía en su volar...

La puerta se abrió al pasar
y de puntillas entró
en el valle de tu alma,
donde una hermosa arboleda
custodiaba un riachuelo,
que saltaba entre las piedras
y jugaba con las nubes
que se escapaban del cielo.

Arrastraba en su camino
margaritas, matariles,
hojas, cantos y amapolas,
que invitaban a sentir
y a detenerse en el tiempo.
Ahí te halló la gaviota
con tu magia y tu misterio,
guardando la libertad.

Paró su ritmo y su vuelo
quiso anidar en tu valle,
olvidándose del mar,
del mundo y del horizonte,
mientras le cantaba el río:
"Gaviota soñando estás
y de este sueño divino,
que de puntillas entraste,
muy pronto despertarás
para seguir tu camino."

Al despertar la gaviota
de aquel sueño tan real,
confundida y asustada,
en la arena de la playa...
Margaritas y amapolas 
vio llegar hasta su mar,
que venían en las olas
desde tu valle del alma.


Imagen de Google.
Madrid 17-febrero-2017
M. Jesús Muñoz

26 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Gracias siempre por vuestras visitas y comentarios, amigos...Esta vez os dejo un poema imaginativo con un trasfondo primaveral y lleno de sentimientos. Espero que, os guste.
Mi abrazo inmenso para todos.
Feliz fin de semana, amigos.
M.Jesús

Kasioles dijo...

Yo quisiera ser esa gaviota que abre sus alas y se lanza en busca de esos seres que no dejan de hablarle.
Los recuerdos toman vida cuando vemos o paseamos por lugares que, en un tiempo, hemos recorrido cantidad de veces.
Cuando voy al pueblo y veo los árboles que él plantó...
Todo aquello me habla de él, hasta creo, y no estoy soñando, que lo voy a encontrar entre los matorrales.
Alguna vez, una mariposilla me roza la cara y siento una caricia.
Algo parecido debió de pasarle a la gaviota al ver que las olas le traían margaritas y amapolas.
Hoy, tu poema, me ha hecho recordar días felices.
Cariños en abrazos.
kasioles

Rosana Marti dijo...

Sentir esa libertad de volar y experimentar entre sueños otros lugares y mundos donde su cuerpo reposa en la arena del mar, donde su alma vuela sin cesar viajando a otras dimensiones. Un fuerte abrazo mi querida amiga, tus letras siempre armonizan mis sentidos, pasa un lindo fin de semana.

CRISTINA dijo...

Que belleza de poesía, en muchas ocasiones nos gustaría ser esa gaviota y sentir ese aire de libertar. Para seguir hacia delante y fundirnos con un todo, donde todo lo que nos rodea responde a nuestro pensamientos.
Mª Jesús, un grande abrazo lleno de liberta y armonía.

Maria Rosa dijo...

Lograste que en el jardín del alma florecieran flores y paisajes en perfecta armonía.

Un abrazo.

mariarosa

Rafael dijo...

Bonito el cuento de esta gaviota que nos dejas en tus versos.
Un abrazo.

Maite S.R dijo...

Ese valle le hizo ver la riqueza y esplendor del campo, el tesoro oculto de otro corazón, la libertad y la magia flotando en las olas...
Y no era un sueño; desde el valle llegan las flores.

Me ha parecido una preciosidad, un poema-cuento que fascina por su misterio.

Felicidades! ;)

Besotes volanderos

**kadannek** dijo...

Me agrada por la dulzura que respiro al leer estas palabras. Un vuelo, recuerdos tiernos, añoranzas, esa magia de continuar el camino, pese a la aparente confusión.

Muy bonito.

Rafaela dijo...

Que decirte Maria Jesús, me quedo sin palabras al leer algo tan bonito.
Precioso. Un abrazo.

ReltiH dijo...

ERES PURA ALMA!!!!
ABRAZOS

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Cuánto he escrito sobre las gaviotas!!! me fascinan... en la portada de mi segunda novela van pintadas gaviotas. Buen fin de semana

Chelo dijo...

Sentimiento y belleza se dan la mano en tus poemas. Un abrazo

Alfa Fon-Amor dijo...

Tus versos son geniales,abrazos.
amiga.

Milena dijo...

Qué precioso poema, Mª Jesús, se me erizaba la piel según lo leía... La gaviota hace realidad su sueño más feliz y disfrutado... mágica y florida primavera que pronto llega...

Mil gracias, un abrazo grande

TriniReina dijo...

Esa gaviota es reflejo de nuestro deambular por la existencia. Llenos, plenos, entendidos...

Un abrazo

maría del rosario Alessandrini dijo...


Un sueño de gaviota, un sentir de tu alma tan profunda esa inspiración tan vivida e inolvidable de tus letras, gracias María Jesús.
Tengo un gran problema con mi correo, espero se solucione pronto. No puedo trabajar en mi blog.
Abrazo

Musa dijo...

Quien fuese gaviota para sentir esa sensación de libertad.

Un abrazo inmenso.

Yessy kan dijo...

Muy bonito poema de esa aventurera gaviota. He volado con ella por ese ancho mar desplegando también las alas. Que beleza de prosa e imagen.
Beso

Marinel dijo...

Precioso y volador poema para el alma de quien te lee.
Mi aplauso sincero y mi cariño.

Franziska dijo...

A las palomas no es raro verlas en las playas acercarse a la gaviotas. Se aceptan y respetan por lo que yo he visto pero guardan las distancias, aunque sean mínimas.

Tu poema las usas como simbolismo de lo que podemos enriquecernos de la presencia de los otros y de lo que van a terminar influyendo en nuestra vida. Sí, María Jesús, aunque planteado en un mundo onírico no se aleja de la realidad en el fondo. Es una obra hermosa nacida de tu mente. Gracias por compartirla.

Un abrazo. Franziska

Marian dijo...

¡Precioso Mª Jesús!

Siempre volando tan alto.!!

Un fuerte abrazo amiga.!!

Adriana Alba dijo...

Pues a volar alto!
Y que el valle de todas las almas sea ´fertil para que sigan floreciendo versos tan bonitos como el que nos has regalado.

Un fuerte abrazo querida amiga, gracias por Ser y esyar.

Sony dijo...

hola maria jesus,he disfrutado mucho con cada letra de este bello poema,he transitado cada lugar acompanado a la gaviota en su sueño,por cierto,un sueño maravilloso que te trasporta hacia lugares magicos,como es el nido de las almas.

gracias amiga por pasar a visitarme siempre,me alegro que este mucho mejor de salud,dios te ebendiga y sera hasta prontito!!!!!!

Isa dijo...

Hola María Jesús. Bello poema. Siempre tienes en cuenta la naturaleza. Realmente sin ella no somos nada.
Abrazos

Verónica Calvo dijo...

Todo es un enigma y somos como esa gaviota.Llegarán a nuestra orilla tantas cosas que nos asombrarán.
El alma es el lugar donde se Es y se existe.
Sé que me entiendes ;)

Un abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Entiendo
y mejor en estos días que anduve recorriendo orillas del mar
por la costa de mi país ...las gaviotas y todo me hablaba de la vida
y ese constante renovarse...donde el sueño aún sigue vivo.

gracias.