viernes, 24 de febrero de 2017

AÚN ME LLEGA...


Aún me llega vuestra voz
y vuestra risa...
llamándome,
 como la espiga
y la amapola
nos llamaban,
camino de la ermita...

El olor a sierra, 
a tomillo, a lavanda
 y a romero, enredado
en los calcetines
 y zapatos...
y expandíéndose,
como ave en el viento...

Que anidaba en el pecho,
donde latía el campo,
germinaba la flor
y trinaban los sueños,
entre libros, números
y juegos...

Aún me llegan vuestros ojos,
luciérnagas
curiosas e inquietas,
que encendían la tarde
 de cantos, corros
y escondites...

Las horas se detenían
en el patio del cole  
y nos miraban
revolotear...
  Eramos palomas
con uniformes blancos...

Ensayando su vuelo
en los brazos de la vida,
 inocentes, sin miedo, 
inconscientes
y ávidas de la aventura
 y el misterio...

Aún me llega vuestra alma,
como un grito sereno,
profundo y sentido,
que se quedó dormido
en el regazo
 del tiempo...!!


Imagen: mis amigas y yo de romería en la ermita.
Madrid 24-febrero-2017
M. Jesús Muñoz


31 comentarios:

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Recuerdos entrañables en voces cantadas de sueños magistrales.

Un Abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, gracias por vuestros comentarios y vuestra amistad cercana y entrañable...Os dejo un poema-homenaje a las compañeras-amigas de la infancia, que siempre llevamos en el corazón a través del tiempo...
Que tengáis un feliz fin de semana, amigos.
Mi abrazo y mi cariño para todos.
M.Jesús

Kasioles dijo...

A ti llega su recuerdo y a mí, consigues despertar los míos con tus letras.
Un poema que transmite añoranza de un tiempo, ya pasado, pero que hoy revives en este bello poema.
En aquellos años ¿Quién te iba a decir a ti que llegarías a escribir así de bien?
Que no sólo eres capaz de sentir en verso, que aún vas más lejos y llegas al corazón del lector.
La vida puede mostrarnos muchos senderos, lo más importante es elegir el nuestro y sentirnos felices en él, tú lo has logrado con creces.
Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños y, como diría nuestra amiga M. Carmen Nazer, también te envío un ramillete de amapolas silvestres que hagan juego con los bellos sentimientos que encierra tu corazón.
Kasioles

Kasioles dijo...

Seguramente he aprendido de ti, la agradecida tendría que ser yo.
Un fuerte abrazo con mis cariños.
kasioles

Rafael dijo...

Preciosos recuerdos que rescatas en estos versos.
Un abrazo.

Volarela dijo...

Una ternura que te envuelve y te embriaga de aromas entrañables.
Una Divinura, como diría nuestra amiga.
Eres la poeta enviada del cielo.

Besos de romero, tomillo y lavanda :)

Carmen Silza dijo...

Esos recuerdos han quedado grabados en nuestra piel, claro que te llegan, te llegan te abrazan y quedan recogidos en el corazón.
Pobre del que no tenga esos recuerdos tan hermosos... en la foto tú eres la del pañuelo, pero la que está a la derecha, es inconfundible ese gesto de ángel.
Un fuerte abrazo querida María Jesús.
Besos.

Chelo dijo...

El tiempo pasa pero hay recuerdos que siempre están ahí. Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

A mi me llega muy bien todo el poema. Un abrazo.

Sneyder C. dijo...

Hay recuerdos que quedan impresos en nuestra memoria y jamás se olvidan. Has echo una bellísima evocación de tu niñez, una hermosa etapa llena de descubrimientos, de curiosidades, juegos, amigos, que como bien dices trinaban los sueños entre el perfume a tomillo, romero.
Ese patio del cole lleno de vida donde la inocencia del alma se desbordaba…

Un fuerte y cálido abrazo M. Jesús

Ester dijo...

Al recordar tu recordamos todos, nos despiertas días de antaño, voces y juegos. Un tiempo alegre. Me encanta tu facilidad para escribir en verso sobre cualquier tema. Un abrazo

Tracy dijo...

A mí me llega tu sensibilidad y de qué manera.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

El tiempo se lo lleva todo...esperemos que lo guarde en algún sitio...

Paz&Silencios

Isaac

Yessy kan dijo...

Encantadora poesía, llena de añoranzas, acompañada de una bella imagen. Qué compañerismo más genuino he inocente.
Besines. Buen fin de semana

Rosana Marti dijo...

Mi querida MªJesús, los momentos entrañables siempre llegan al alma porque han salido de ella. Es un verdadero placer que compartas un instante tan hermoso juntos a las amigas que tuviste en un tiempo y que espero que aun ahora de corazón conserves.
Muchos abrazos desde mi rincón del alma, te deseo que pases un lindo fin de semana en paz y amor.

Milena dijo...

Qué bonito homenaje a la amistad, a la infancia... a aquellos años imborrables llenos de juegos, alegría e inocencia... Mi corazón se ensancha leyéndote, Mª Jesús... y miro la foto, creo reconocerte en la preciosa niña de pañuelo blanco anudado delante... qué entrañables recuerdos!

Un abrazo grande

ReltiH dijo...

QUEDÉ TRISTE...!
ABRAZOS

María Socorro Luis dijo...



Imborrabe evocación...

Y ahora...nos cogemos de la mano yy damos una vuelta por los soportales de la Plaza de Salamanca?...

Abrazo, compañera.

**kadannek** dijo...

Yo no tengo recuerdo de amistades entrañables en la niñez. Compartí lindos momentos a veces, pero mis mejores anécdotas no incluyen a mis pares de entonces. De todas formas puedo apreciar el amor, la añoranza de esos tiempos, el abrazo en el alma que te ha conmovido para poder escribir algo tan dulce y sentido hoy.
Linda foto, sin duda, agradezco que nos dejes entrar a tu mundo, así sea para explorar una pequeña parte, un trocito de tu ayer.

Adriana Alba dijo...

Un dulce recuerdo convertido en poema!
Una fotografia inspiradora que me hizo emocionar.
Te dejo mi abrazo querida amiga.

Conchi dijo...

Muy emotiva entrada Mª Jesús, me ha traído gratos recuerdo muy parecidos, eran unos tiempos muy felices, a esa edad aún no se conoce la realidad de la vida. Gracias por compartir tan hermoso poema.

Besos y feliz domingo.

María Bote dijo...

Un poema el tuyo, impregnado de nostalgia, belleza y sensibilidad, querida MªJesús. Un gusto volver a leerte, amiga.

Felicidades y abrazos. María

Magdeli Valdés dijo...

Hola estimada amiga.

Anduve de días por el campo donde me crecí de pequeña...un panorama que me trae recuerdos limpios y llenos de vitaminas para el espíritu
tal como los ilustras aquí...en esa conversación con el tiempo que parece detenido, pero que no es tal ,sino que se hace de nuevo lumbre para ver entre sonrisas las veletas de los sueños que se persiguieron seguramente en aquellos caminos compartidos...
más de alguno quedará aun en esa memoria presente más que antes...
reescribiendo la vida, como intento este tiempo...por el sur de mi país...

Un abrazo grande y mil gracias.

Maria Rosa dijo...


Imagen y poema son hermosos. Que lindo es haber vivido la niñez en plena armonía, yo también la viví así. Lo que a veces me pone triste es ver a mis amigas de la infancia con problemas y faltas de esperanza. Un abrazo.

mariarosa

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Qué sensibilidad tienes!!! Guardala siempre...

Andres Lopez dijo...

Una descripción idílica, pastoril que me llena de naturaleza.
¡Gracias !
André

CRISTINA dijo...

Me has hecho recordar esos días de antaño, ni que todavía coincido con casi toda de ellas, y están en mi presente. No solemos reunir una vez al año, y lo pasamos fenomenal recordado viejos tiempos. Mª Jesús, gracias por este viaje en el tiempo, me gusto mucho tu poema, esta lleno de sensibilidad y belleza.
Un cariñoso abrazo.

TriniReina dijo...

María Jesús, qué bonito.
Tus preciosos versos me han trasladado a mi infancia. También soy de pueblo y el campo estaba a nos pasos... No tenemos ermita, pero sí romería y templete para el santo: San Sebastián.
Te felicito por estos versos. Un placer leerte. Me voy con el alma rebosante. Gracias.

Besos

Verónica Calvo dijo...

Los amigos que quedaron, incluso los que se fueron por otras sendas, bien merecen un poema tan inmenso como este.
Me ha encantado.

Un abrazo enorme, querida amiga.

Musa dijo...

¡Qué bella foto!
Cuantos recuerdos...
Un abrazo

Isa dijo...

Hola María Jesús. Bello recordar la infancia y esos paseos a la ermita con tus compañeras. Supongo que de ahí nace tu encanto por los poemas sobre la naturaleza.
Abrazos