miércoles, 1 de marzo de 2017

¡¡QUÉ DICHA VERTE DE NUEVO...!!

(pinchad para ampliar)
¡¡Qué dicha verte de nuevo
en el espacio y el tiempo...!!
He sentido en la humildad 
de tu silencio, tu grandeza.
Tu belleza en la sencillez
de tus flores de almendro.
En los pétalos blancos que vuelan
 al viento, tu inocencia.
Tu generosidad ofreciendo vida
con los brazos abiertos.

(pinchad para ampliar)
He visto tu diálogo con el paisaje,
los pájaros y el cielo abierto.
Retando al sol, a la lluvia
 y al tiempo, tu valentía.
Tu confianza, haciendo tuyos
mi palabra y mi sentimiento.
En tu baile sereno, dándonos
 esperanza y aliento, tu alegría.

(pinchad para ampliar)
¡¡Qué dicha verte de nuevo
y sentirte cerca de mi...
Floreciendo en gratitud
solemne y jubilosa, 
elevando tu grito de amor
al universo, cuyo eco
desciende en un abrazo
de tierra y cielo,
que nos une en cuerpo
y alma a ti...!!


Fotos de la Dehesa del Príncipe (Madrid)
Madrid 1-marzo-2017
M.Jesús Muñoz

32 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Queridos amigos, he llegado hasta el almendro, que todos los años me espera en primavera...Ha sido un momento muy feliz volver a encontrarlo, lleno de vida, dando lo mejor de si mismo...Aquí os lo dejo para que lo disfrutéis en las fotos y en las letras...
Feliz marzo, mi abrazo y mi cariño, amigos.
M.Jesús

Kasioles dijo...

Maravilloso es este despertar de la naturaleza que se anticipa a la primavera con un nuevo brote de ese majestuoso almendro.
Preciosas flores blancas y rosadas desafían a los fríos que por aquí son frecuentes a últimos de febrero.
El tiempo engañoso, que estos días estamos teniendo, ha hecho que mis almendros empezasen a brotar, pero presiento, al igual que ha ocurrido el año pasado, que sus flores no llegarán a convertirse en frutos, vendrá el viento, el frío y también la helada que lo chamusca todo y volverá a quedar el árbol desnudo, sin ese precioso manto blanco que atrae, con su aroma, a las abejas que habitan mi huerto.
Me ha encantado tu diálogo en verso con el almendro, lo sientes, lo vives y lo lanzas al viento.
Gracias por todo.
Cariños en el corazón.
kasioles

Rosana Marti dijo...

Mi querida amiga, ya se huele la primavera, siempre con coloridos diversos de flores que adornan con gallardía todos los prados, jardines y bosques. Adoro las flores y verlas es una gozada, porque huele a limpio, su esencia transforma todo los gris y triste del invierno. Qué bello es sentir así. Ya va quedando menos para ver florecer otros elementos que adornan está estación que se aproxima. Un abrazo inmenso lleno de mi cariño y amistad. Un placer siempre respirar tus letras amiga.

María Perlada dijo...

Ya estamos en marzo, ya huele s primavera, floreciendo los almendros, y despertando la luz, todo se llena de belleza.

Precioso paisaje el de tus versos que nos adentras en el.

Un placer envolverme entre tus letras que acarician mi querida amiga.

Muchos besos con cariño.

Musa dijo...

Me encantan los almendros en flor, ya asoma la primavera poco a poco.
Un abrazo.

Tracy dijo...

¡Qué dicha leerte de nuevo!

Isa dijo...

Hola María Jesús. La naturaleza ya comienza a regalarnos sus flores, colores y olores. Al igual que tú nos regalas tus versos.
Abrazos

chusa dijo...

qué hermoso espectáculo, el paisaje revivido en tus versos, la flor del almendro...
un abrazo grande querida amiga 🍀🌼🐝

Yessy kan dijo...

Una sublime oda a la primavera, Mª Jesús.
Encantadores versos, coloridos, positivos, llenos de energía, con tan bellas imagenes. Me encanto!
Un beso

Ester dijo...

Ya estan los almendros vestidos de gala, el domingo les hice fotos, con la cámara, tu se las has hecho con la lírica, verso a verso. Abrazucos

Rafael dijo...

Desde luego que es una delicia ver así el almendro y ese anuncio de la llegada de la primavera.
Un abrazo.

Maria Rosa dijo...



El amor se manifiesta en el color y la belleza de sus flores, en la promesa de sus frutos y en la alegría de verlos renacer cada año.
Y tu poema canta a la magnificencia de la creación que cada año se renueva.

mariarosa

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

tan descriptivo que lo he visto y no solo por las fotos... Buen día niña

Maite S.R dijo...

Ese almendro ha florecido y no imagina que una poetisa (su poetisa) ha hecho un canto de amor y elevación con sus flores. Quizá las flores estén cada año de nuevo con nosotros para recordarnos la belleza espiritual inmanente a todos, humanos o vegetales.
Enhorabuena por ese sentir tan puro que derramas en cada verso, igual a cada flor de almendro.

Un gran abrazo

Piruja dijo...

Hola Mª Jesús, precioso el árbol del almendro que cada año te espera para que le visites y le hagas este precioso poema, es maravilloso lo bonito que es, la flor del almendro para mi es una de las mas bonitas junto con la del cerezo, cuando empiezan abrirse es la señal de que una nueva estación lleno de vida y alegría nos visita, felicidades querida amiga por tan bellas letras.
Espero que estés bien y cada vez mejor, cuidate mucho:)

Besos.

Marinel dijo...

Se ponen tan bonitos auspiciando esas flores que darán frutos jugosos y apetecibles, que dan ganas de guardarlos en las retinas del corazón.
Como a tus versos.
Un gran abrazo con cariño.

CRISTINA dijo...

Así es los almendro están emplean flor anunciando la estación venidera. Tus poema con su inagotable riqueza de vida, nos proporciona luz en su máximo esplendor.
Mª Jesús, excelente poesía. Un abrazo de amor y luz.

Lujan Fraix dijo...

Qué bonito María Jesús, ya sientes esa primavera en el almendro, es como renovar energías, vitalidad... esperanzas. Todo el universo en la simpleza de las cosas maravillosas de la vida.
Un beso grande amiga.

Sony dijo...

hola maria jesus,gracias por compartir este bello poema reflejando ese jubilo que te ha dado el volver a reencontrarte con este viejo amigo,el almendro ,que como cada año te espera cubierto de flores y regalandote su mejor aroma y esplendor.

un gusto como siempre pasar a visitarte amiga,recibe un fuerte abrazo y feliz mes de marzo tambien para ti!!!!!

Ángeles dijo...

Querida Mª Jesús, en tu poema se respira la luz, la pureza y la esperanza a un nuevo despertar, es maravilloso contemplar como la vida comienza a brotar desde la desnudez de unas ramas secas... ¡llega la primavera !y nosotros sentimos tambien en nuestra alma, esa ancestral llamada que nos llena de luz y añoramos el nuevo despertar.
Este fin de semana he estado en mi pueblo y ver el valle del Jerte florecido, lleno de blancas y rosadas flores, es un privilegio que no se puede explicar con palabras...

Gracias por estar en mi presente amiga, mensajera del alba.
Ángeles

Chelo dijo...

Sí, ya se deja sentir la primera en esos almendros que nos saludan recien florecidos. Un abrazo

Alfa Fon-Amor dijo...

Sabes amiga los he visto cuando fui a visitar a mi hija en Canarias y la verdad me enamoré de ellos,son bellísimos!!!!Aquí no los hay,abrazos y buen finde.

Adriana Alba dijo...

Y el almendro agradecido... sabe que tiene a una fiel amiga!
Los árboles son sabios y sagrados, toda la naturaleza responde con gratitud cuando la respetamos y veneramos.

Un fuerte abrazo querida amiga, siempre es una alegría visitar tu espacio.

Carmen Silza dijo...

María Jesús, es siempre una dicha ver el renacimiento de la primavera, a pesar de las alergias, yo adora la primavera y el verano. Siento la primavera entrar en mi alma y el brotar de nuevos sentimientos como melaza que cura el alma.
Un placer siempre leerte.
Un gran abrazo y gracias por ser y estar.
Besos poeta amiga.

Magdeli Valdés dijo...

Pues se ha despertado el almendro de tu corazón maravilloso
el canto de quien ama los regalos de esta Tierra...

otros años he leído otros cantos de ti hacia el almendro
y esa vitalidad conectada con el árbol
que te ayude siempre en el camino de tu vida plena...

hermoso.

besos.

ReltiH dijo...

DONDE VIVO ES MERO TRÓPICO Y NO VIVIMOS LAS 4 ESTACIONES. ESO SI!! TODOS LOS DÍAS SON DE SOL, PÁJAROS Y MARIPOSAS.
ABRAZOS

María Pilar dijo...

Qué bien has sabido expresar con tus palabras la emoción que nos embarga cuando estos días de invierno contemplamos un almendro cuajado de flores blancas. Son tan bellas y delicadas, pero a la vez qué valientes al plantarle cara al crudo invierno.
Una bellísima metáfora de la vida.
Como siempre, un placer leerte y encontrarme con ese júbilo, esa paz y esa naturaleza a la que cantan tus versos.
Muy feliz sábado, María Jesús.
Cariñoso abrazo, amiga.

Carmen Estany dijo...

Cuando voy al pueblo me encanta ir al campo y contemplar la belleza de los almendros en flor y el verdor de los campos en primavera.
Tu les has cantado un hermoso poema,reflejo de tu alma atenta y enamorada de las cosas sencillas pero sublimes de la vida.
La naturaleza es agradecida, y si la contemplamos y cuidamos,nos inunda de
aromas y colores que llenan de alegría nuestro ser.
Un fuerte abrazo amiga

**kadannek** dijo...

Las fotos están hermosísimas.
Hace unos pocos días atrás hablaba con una gran amiga que ha hecho estupendas fotografías de árboles, captando ángulos exquisitos a la vez que proyectando la esencia del árbol. Hablamos que el árbol en general, bajo la mayoría de las corrientes psicológicas y filosóficas tiene un simbolismo importantísimo, ya que representan a las personas, con raíces firmes, un tronco fuerte y unas ramas flexibles, en donde la base es el instinto, el tronco el mundo emocional y la copa la mente. No haré un análisis profundo esta vez, pero comparto el valor que le doy a los árboles como grandes maestros y ejemplos.

Me encanta la forma en que describiste lo que te produce este compañero. Ha sido una belleza leerte hoy.

AMBAR dijo...

Es una gran dicha volver a disfrutar de tus letras y estas bellas imágenes, gracias por esta belleza.

Agradezco el cariño, la ternura y el sustento, que dispensas a mi alma mientras me ausento.
Voy despacio, pero poco a poco iré pasando y saludando.
GRACIAS, por tenerme en tu recuerdo.

Desde mi refugio te leo y te doy un abrazo.
Ambar

maría del rosario Alessandrini dijo...

Ese almendro floreciendo, blanco, puro y tan bello, creado para darnos vida. Tu escrito es hermoso, amas todo de la vida, por eso florece el almendro, regándote su grandeza a tu grandeza, gracias por tanta sensibilidad María Jesús.
Abrazo

María Socorro Luis dijo...


Precioso, amiga. Para ti este haiku:

Quiero ser árbol:
Cobijarte en mi sombra
a ramas llenas.

Abrazo, siempre