jueves, 15 de noviembre de 2018

TORMENTA DE HIELO Y FUEGO...


Tormenta de hielo y fuego
en ronco y largo rugido,
que te araña, rasga y rompe
el cristal de los adentros
y la ventana del tiempo.

Caen, rebotan granizos,
chispas de mini-universos,
lagos, espejos de luz,
que desarman al olvido
a golpe de espada y grito.

Y reflejan tu memoria
traslúcida, descifrando
el secreto de tus mundos,
la clave de tus derrotas
y el sentido de tu historia.

Danzas en vuelo y requiebro,
la infinitud interpretas
en el cielo de la noche,
 tocas la voz del recuerdo,
que te envuelve en su misterio.

Mientras ruge la tormenta
y tu rasgas, retadora,
el velo de tu universo
con temple de hielo y fuego,
como eterna luchadora.


Imagen de Google
Madrid 15-noviembre-2018
M. Jesús Muñoz


25 comentarios:

Sandra Figueroa dijo...

Me encantan las tormentas y en tus letras una de ellas me saluda....hermoso poema tormenta...saludos

Rafael dijo...

Las maravillas de la naturaleza en tus versos... Felicidades.
Un abrazo.

Ester dijo...

Los recuerdos irrumpen en una vida en constante ebullición porque hasta la mas tediosa cambia cada día. Un abrazo grande

Kasioles dijo...

No sé si habré interpretado bien tus letras, pero creo que en nosotros está el seguir avanzando y luchar contra el fuego y hielo de los recuerdos que muchas veces torturan nuestra alma.
Sabes que, en cantidad de ocasiones, es muy difícil llegar al alma del poeta y saber lo que está sintiendo para expresarse así, de todas formas, el poema tiene musicalidad y lo que importa es que el lector se sienta a gusto al leerlo, le emocione y le sugiera algo que tenga relación con su vida o pasado.
Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
Kasioles

Juan L. Trujillo dijo...

Hay que luchar para poder desarmar el olvido, o al menos para que no nos haga daño.
Y tu lo haces con unos versos, llenos de musicalidad y ritmo.
Besos.

Julieta dijo...

Que bien describen los lectores, tus versos, estoy de acuerdo...

Un abrazo Mª Jesús con toda mi esencia.

Alfa Fon-Amor dijo...

Bellisimo poema,cariños.

Franziska dijo...

Tengo que confesar que, en principio, me han sorprendido tus versos y si lo he entendido, la estrofa final nos indica que te diriges a alguien por tí muy querido

Mientras ruge la tormenta
y tu rasgas, retadora,
el velo de tu universo
con temple de hielo y fuego,
como eterna luchadora.

Muy cercano, muy tuyo. Las tormentas de la vida inevitablemente se presentan cuando menos lo esperamos y es entonces cuando estamos cubiertos por el paraguas de la actitud que tomamos. Bueno, esa es mi manera de pensar.

Un abrazo con todo mi afecto y admiración.

Carmen Estany dijo...

Las tormentas de hielo y fuego nos quieren hacer daño, pero al ver que les retamos esgrimiendo sus mismas armas, se alejan acobardadas.Siempre lo vuelven a intentar,pero lo hacen cada vez con menor intensidad.
Hay que derrotar los pensamientos y recuerdos que quieren quitarnos la paz y dejar que entre y reine la alegría y agradecimiento por todo lo vivido.
Nuestra vida esta repleta de vivencias maravillosas que vale la pena recordar y agradecer.
Tu bello poema nos obliga a reflexionar y valorar todo lo bueno que hemos vivido y a ser conscientes de nuestra fuerza interior.Muchas gracias Mª Jesús.
Recibe un fuerte abrazo y mi gratitud


Carmen Silza dijo...

Hola María Jesú, que ese ímpetu y fuerza siempre te acompañe.
A nosotros nos acompañan tus maravillosos versos.
Un placer leerte amiga.
Feliz viernes y fin de semana.
Abrazo amiga.

Maria Rosa dijo...


La tormenta llega, pasa y deja en tu imaginación los pasos de su viento y granizo. La mente del poeta crea poesía y recrea en ella, cuanto saben valorar sus ojos.

mariarosa

dijo...

Qué razón tiene amiguca!!
Así tal cual ocurre en tantas ocasiones!
EL poema tiene todo un mundo interior.Perfectamente sentido
Besucos

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Mª Jesús!


Así es la vida, amiga, una lucha en medio de tormenta y fuego que tantas veces nos quema el alma; pero no se debe callar siempre no, está súper bien retar al rugir de las tormentas y de la nieve fría y rasgar con naturalidad y amor, esa dura barrera que nos parece tan difícil y si cuadra no es lo que parece, sin alejarse de la dura realidad de ese universo.
Son unos preciosos versos envueltos en bellas metáforas que dan para reflexionar; cada vida es un mundo a parte, y nadie sabe mejor que uno mismo, los hielos que lastiman nuestra alma.
Un placer inmenso leerte, Mª Jesús. Gracias por darnos tanto y tan hermoso.

Te dejo mi abrazo largo y fraterno, mi gratitud y admiración sincera.
Ten un bonito fin de semana, reina.


Piruja dijo...

Hola Mª Jesús, así es, la vida es una constante lucha a la que nos debemos enfrentar para bien o para mal, aunque me parece que te refieres a la maldita enfermad del Alzheimer, igual me equivoco y no es eso, pero me ha dado esa impresión, de todas formas es precioso el poema.
Que tengas un buen finde, cuídate vale?.

Besos.

Rosario dijo...

Hola Mª Jesús: bonita entrada da alegría pasar por aquí.
Dios te bendiga.
Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

QUERIDA AMIGA ´´ýa sé que lo somos desde hace muchos años, es por ese motivo que aquí con vista previa me encuentro la puerta medio cerrada ,después de escribir me gusta repasar por si olvidé algo o debo retirar pero ya no esta mi comentario y pienso ¿Qué hice mal? perdona sé que me quieres ,que me consideras persona formal y ese esconder de momento mi comentario me entristece viendo los demás sin esa privación de entrada .
Gracias por tus palabras en tu comentario a mi blog.
ABRAZOS
P.D.TUS VERSOS DE HOY MARAVILLOSOS COMO LA VIDA MISMA.

Verónica Calvo dijo...

A veces esas tormentas se prolongan, pero como leemos en la última estrofa, con esa actitud, pasará con menos dramatismo.
Buen poema, querida amiga.

Abrazo.

Marina-Emer dijo...

Acabo de sacar tu comentario gracias por tu cariño que eso jamás pongo en duda ...además soy de aquellas personas de antes ...me crié con mis abuelos y siempre me decía ...mira rica , tú... oír ver y callar ...y así he sido
siempre, incluso en mi Academia, enseño a ser leales, discretos y oír ver y callar.
Besos para ti Mª Jesús

Marian dijo...

Gracias María Jesús, es un gran placer leerte
y comprobar que tu vida la trasluces en tus versos.
Lo que brota, la viveza en tu alma le das vida con
tus palabras...

Dios te bendiga amiga.

Un fuerte abrazo y mi cariño.

CRISTINA dijo...

Hola Mª Jesú, los recuerdos es donde volcamos datos, imágenes y experiencias y nos acompaña cada día en cada paso de nuestra vida. A veces golpean nuestro interior, unas veces con destellos brillantes, y otras veces de nubes negras.
Muchas gracias por este hermoso poema.
Te dejo un fuerte abrazo de luz.

JAGL dijo...

El ronco rugido de la tormenta, un reflejo más de la naturaleza que nos avisa con su queja del maltrato a la que está sometida esta Tierra y la de nuestras vidas. Son solo intervalos, pero se manifiesta siempre, renovando los paisajes, así como también el interior y el estupor de nuestras almas.
Bello poema de invierno que ya pronto comienza. Un abrazo poeta.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Desarmar al olvido, a golpe de letras y gritos...eso es lo que hacemos los poetas...

Paz

Isaac

CRISTINA dijo...


Hola Mª Jesús, siento no haber estado a la altura de tu poema. Somos nuestro propio misterio develado. Po lo tanto la verdadera belleza dentro de uno mismo no se detiene al morir el cuerpo. Es un continuo, es para siempre. La memoria paso a paso, va ir siendo recuperada, el velo del olvido se va rompiendo y esta empezando a entrar en nuestros recuerdos, una tenue luz que esta provocando que leves destellos de memorias pasadas lleguen a nosotros. Pero el velo nos hizo olvidar quienes somos, y de donde vinimos, y sobre de todo, que somos parte de la unidad de la Creación. El velo nos permitió crecer y aprender todo lo relacionado con los mundos dimensionales inferiores. El misterio de la vida es sólo un misterio. Cuando tú eres vida, no hay ningún misterio ni interno ni externo que deba entenderse, sólo hay la radical simplicidad de esto que es, y que es inseparable de lo que tú eres. Estamos aquí, ahora, inspirando y exhalando, ese es el verdadero misterio.
Un cálido abrazo de luz!

maría del rosario Alessandrini dijo...

El rugir de la tormenta no detiene, nos deja en un instante paseando por sus finos filamentos, mientras la vida se maravilla con esas letras tuyas que siempre sorprende por su belleza, gracias por tanto María Jesús.
Abrazo

Magdeli Valdés dijo...

No se que nos hiere más
La indiferencia representada en ese hielo o la violencia destemplada ...entre esos amarres se queda buena parte de la vida y hay que sobrellevar y pasar sobre eso...al fin todo es y ocurre en uno mismo
Ser capaces de soltar y ser resilientes...

Te dejo un abrazo grande!!!